Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza rechaza el plan de renta básica garantizada para todos

Un 77% de los votantes se oponen al pago universal de 2.250 euros para todos los adultos

Daniel Haeni (I) and Enno Schmidt, promotores de la iniciativa para la renta básica universal en Suiza. ALEXANDRA WEY EFE ATLAS

Los votantes suizos han rechazado una propuesta para introducir una renta básica garantizada para todo aquel que viva en el rico país, mostraron el domingo proyecciones del grupo GFS para la cadena suiza SRF.

Los datos oficiales mostraron que un 76,9% de los votantes rechazó la incitativa del propietario de un café en Basilea, Daniel Haeni, y sus aliados en una votación bajo el sistema de democracia directa suizo, pero logró generar un incómodo debate sobre el futuro del trabajo en un momento de creciente automatización.

Los que apoyaban la medida dijeron que introducir una renta mensual de 2.500 francos suizos (unos 2.250 euros) por cada adulto y 625 francos por cada menor de 18 años promovería la dignidad humana y los servicios públicos en un momento de creciente automatización. Sus detractores, entre ellos el Gobierno, dijeron que costaría demasiado y que debilitaría la economía.

Victoria moral

"Como empresario soy realista y contaba con un apoyo del 15%, ahora parece que hay más de un 20%. Lo encuentro fabuloso y sensacional", dijo Haeni a la SRF. "Cuando veo el interés de los medios, desde el extranjero también, entonces digo que estamos creando una tendencia", dijo.

Suiza es el primer país que celebra un referéndum nacional sobre una renta básica incondicional, pero otros países, como Finlandia, estudian planes similares.

El Gobierno suizo había instado a los votantes a rechazar la campaña, diciendo que el plan costaría demasiado y minaría la cohesión de la sociedad. El plan incluía sustituir total o parcialmente lo que la gente obtiene como beneficios sociales.

La campaña a favor de la renta básica ha sido muy creativa, con un dibujo más grande que un campo de fútbol en el que preguntaban "¿Qué harías si tuvieras unos ingresos garantizados?"; con una manifestación de "robots" por el centro de Zúrich o repartiendo billetes de 10 francos.

Más información