Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Con qué estudios se sufre menos el paro? Con matemáticas y derecho

Las personas con formación básica registran la tasa de desempleo más elevada, según los datos del INE

Estudiantes en la biblioteca en una univesidad de Barcelona

La tasa de paro sigue asociada en gran medida a la formación. Pero si hablamos de personas con estudios, unos están más valorados a la hora de encontrar empleo que otros. Así se desprende de los datos de las variables de submuestra de la Encuesta de Población Activa (un análisis más detallado de algunas de las variables de la encuesta) publicados este viernes por el INE. Según dichos datos, las personas con formación de matemáticas y estadística fueron en 2015, un año más, los profesionales que soportaron menor tasa de paro en España, apenas el 8,2%. Les siguen aquellos con estudios de derecho, con un 9,58%. Ambos son los dos únicos colectivos, catalogados por el INE según su nivel de formación, con tasas inferiores al 10%. En el reverso de la fotografía, un 28,18% de los que solo cuentan con formación básica está en paro.

Los matemáticos encabezan de nuevo la clasificación de las profesiones con menos paro, pero su situación ha empeorado respecto al año anterior, cuando soportaban una tasa de desempleo de apenas el 5,7%. En cambio, el siguiente colectivo, el de los formados en derecho, mejora ligeramente su situación respecto a 2014, cuando su tasa de paro se situó en el 10,63%. El colectivo que ese año ocupaba la segunda posición, el de los dedicados a los servicios de seguridad, casi duplica su tasa de desempleo en 2015, al pasar del 7,45% en 2014 al 13,74%. El tercer colectivo con perspectivas más halagüeñas es el que agrupa a los profesionales de la salud, con una tasa del 11,39%, un punto menos que los que se dedican a las ciencias de la vida.

De nuevo, el análisis de los datos certifica que las personas con menos formación tienen mayor nivel de desempleo. Así, el colectivo que solo cuenta con programas de formación básica sufre una tasa de paro del 28,18%, algo menor que la registrada en 2014 (30,89%). Le siguen aquellas personas formadas en la protección del medio ambiente (25,58%) y en tareas relacionadas con la construcción, lo que incluye la arquitectura (23,49%).

La comparación de los datos de 2015 con respecto a los de 2014 arroja algunos cambios significativos. Además del ya mencionado cambio entre los formados en servicios de seguridad, destaca el aumento de la tasa de paro de los veterinarios. Si en 2014 este colectivo apenas sufría un 10,65% de paro, en 2015 la tasa ha pasado al 16,95%. Por el contrario, un 16,13% de los formados en ciencias de la vida estaba en paro en 2014, frente a un 12,39% en 2015.

En cuanto a la tasa de empleo (el porcentaje de personas mayores de 16 años con empleo), los datos del INE muestran una imagen parecida, si bien no un reflejo exacto de la tasa de paro. De nuevo, los formados en matemáticas y estadística tienen una tasa de empleo del 79,67%. es decir, que ocho de cada diez personas en disposición de trabajar lo consigue. Le ssiguen los informáticos (75,88%). Sin embargo, los formados en periodismo e información ocupan el tercer puesto, con un 74,54%, mientras que su tasa de paro (porcentaje de parados sobre la población activa) no está entre las más favorecidas, con un 16,77%. En el lado opuesto vuelven a situarse las personas sin formación: solo un 35,23% del total de este colectivo está trabajando.

Su tasa de actividad, además, es la más baja de entre los colectivos que distingue el INE: solo un 49,06% del total de las personas sin formación tiene trabajo o lo busca. La mayor tasa de actividad se da entre los formados para el periodismo y la información, con un 89,56%, seguidos por los formados en informática (89,44%) y, de nuevo, los matemáticos y estadísticos (86,79%)

Fe de errores

En una versión anterior de este artículo se definía la tasa de empleo como el porcentaje de personas que trabaja según su nivel de formación, cuando esta tasa representa el porcentaje de personas ocupadas mayores de 16 años.

Más información