Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesores tendrán ‘superpoderes’

Una ‘start-up’ italiana lanza en España WeSchool, una plataforma que pretende fomentar el papel de la tecnología en las aulas de los colegios

Los profesores tendrán ‘superpoderes’

Todo estudiante italiano ha vivido momentos complicados ante las páginas de la Divina Comedia, obra maestra del poeta del siglo XIII Dante Alighieri. Es universalmente considerada como una piedra miliar de la literatura y del pensamiento medieval, pero su complejidad la ha convertido en un quebradero de cabeza para muchos alumnos de secundaria del país transalpino. Desde 2012, sin embargo, basta con escribir “divina commedia riassunto [resumen]” en Google para encontrar como primer enlace una página que explica y analiza la obra en Oilproject.org, una escuela online gratuita creada por una start-up de Milán, en la que 1,7 millones de usuarios únicos al mes utilizan 6.000 contenidos elaborados por 400 profesores para estudiar todas las materias, obras de Alighieri inclusive. Y que ahora, tras el éxito en Italia, intenta dar el salto al extranjero con un nuevo proyecto: WeSchool – Superpowers to the teachers, una plataforma tecnológica que tiene como objetivo cambiar la didáctica también en los países de habla hispana e inglesa.

La idea de esta empresa —14 trabajadores con una edad media de 28 años— consiste en unir en una única plataforma softwares y redes sociales que los estudiantes están acostumbrados a utilizar, desde Google docs a Youtube pasando por Instagram, para ofrecer a los profesores una herramienta que les permita mantener viva en todo momento la atención de sus estudiantes y evaluar en tiempo real su nivel de aprendizaje. En palabras de Marco De Rossi, fundador y consejero delegado de Oil Project y WeSchool, el objetivo es “dar a los profes unos superpoderes”,

La idea surgió por experiencia directa: “Mis profesores de secundaria se daban cuenta de que algo había fallado en sus clases solo cuando, después de varias semanas, la nota media de las pruebas de los estudiantes era un suspenso. Por eso pensamos en una manera para que las evaluaciones puedan hacerse en tiempo real y los docentes sepan en seguida los argumentos que necesitan profundizar en clase”, explica De Rossi, cuyo instituto en Milán ha sido de los primeros clientes de su empresa.

El equipo de WeSchool.
El equipo de WeSchool.

WeSchool permite a los profesores crear pruebas basadas en juegos de memorias, videotest e incluso crucigramas para comprobar los conocimientos de sus alumnos y organizar clases interactivas en la base de los resultados. La idea, insiste De Rossi, “es utilizar la tecnología como una herramienta que integre las clases tradicionales, no nos planteamos ningún nuevo modelo de e-learning que excluya a los docentes del proceso de aprendizaje”.

Para explicar por qué la firma ha decidido apostar por España, el consejero delegado de WeSchool asegura que le sorprendió el nivel de las infraestructuras tecnológicas de los colegios madrileños que visitó para promover su plataforma: “Solemos creer que España e Italia se parecen en todo por formar parte de la Europa Mediterránea… Pero los colegios que vi en Madrid se parecen mucho más a los que visité en Londres que a los de Milán. Hay mucho más presupuesto y personal dedicado a desarrollar la innovación tecnológica que en Italia”, apunta.

El desarrollo de la plataforma de la empresa milanesa —que cuenta con el respaldo de Club Digitale, TIM Ventures y Club Italia Investimenti, tres de las mayores aceleradoras de start-ups italianas— ha costado 500.000 euros y ha implicado un cambio del modelo de negocio: mientras en Oilproject.org los ingresos proceden de los anuncios en la página web, WeSchool se basará en la venta de licencias de la plataforma. “Hemos llevado a cabo una fase de experimentación en algunos colegios italianos: en cuatro meses ingresamos más que con Oilproject.org en tres años y medio”, asegura De Rossi.

Así que, aunque hoy en día el sector está dominado por pesos pesados como Google Classroom, Apple iTunes U y Edmodo, los creadores de WeSchool esperan encontrar su hueco: “Se estima el mercado digital de aprendizaje de Europa Occidental alcanzará 8.000 millones de ingresos para el año 2016, que equivale a 50.000 millones en todo el mundo”, asegura Nicolò Ammendola, responsable de operaciones de la plataforma.