Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro baja en 83.599 personas en abril tras crearse casi 160.000 empleos

El número total de parados queda ligeramente por debajo de los cuatro millones

Una oficina de empleo en Madrid

El mercado laboral ya ha entrado de lleno en la temporada alta, en su buena época del año. Abril se ha saldado con una fuerte creación de empleo, pese a que la Semana Santa cayó plenamente en marzo. En un mes la Seguridad Social ha contado una media 158.038 cotizantes con trabajo más, ha llegado a 17.463.836 afiliados, un 2,68% más en un año. El paro registrado, por su parte, cayó en 83.599 personas y quedó ligeramente por encima de los cuatro millones, una cota que probablemente perderá en mayo. Será la primera vez desde 2010.

El paro baja en 83.599 personas en abril tras crearse casi 160.000 empleos

Los datos de paro y empleo en abril muestran que el mercado laboral continúa con su recuperación. A los datos mensuales brutos, se suman otros que prueban que la tendencia iniciada hace un par de años se mantiene. Se ve en las cifras desestacionalizadas, las que se limpian de los efectos que tienen en las contrataciones y los despidos el impacto de las temporadas turísticas o las campañas agrícolas: el paro registrado cayó en poco más de 8.300 desocupados y la afiliación creció en más de 55.000 cotizantes nuevos.

La tendencia al alza se mantiene, pero el ritmo se ha aflojado, como el crecimiento económico. El mejor termómetro para comprobarlo es la Seguridad Social. Y en ella se ve, desde hace meses que la creación de empleo, que la velocidad de crucero que mantenía en 2015 se ha frenado. Ya en marzo el incremento de la afiliación en el último año había crecido menos del 3%, y lo hizo por primera vez en meses. Esa desaceleración se ha intensificado en abril, cuando el porcentaje ha sido del 2,68%.

El aumento del empleo en abril fue prácticamente generalizado. Casi todas las ramas de actividad que cuenta la Seguridad Social ganaron afiliación. Destacó la hostelería, que solo en el régimen general (el que agrupa a la mayor parte de quienes trabajan por cuenta ajena) creció en 58.192 cotizantes nuevos. Le siguieron las actividades administrativas y el régimen agrario.

El tirón de estos sectores también explica el poco empuje de los contratos indefinidos, que en abril se quedaron en el 9,5%. Este porcentaje supone una mejora respecto al mismo mes del año anterior, y también lo es cuando se miden de forma acumulada el peso de todos los contratos suscritos durante los primeros cuatro meses del año. No obstante, este porcentaje es insuficiente para corregir al alto peso que tienen los contratos temporales en el conjunto de la Seguridad Social. Si se tiene en cuenta, el conjunto de afiliados en el instituto previsor, los contratos temporales suponen el 29,8% del total.

Esto es uno de los elementos que ayudan, con las cifras conocidas del Ministerio de Empleo, a medir situaciones de precariedad o su peso en el conjunto del mercado laboral. Hay otro índice más amplio, que es el que suma los contratos temporales a tiempo completo y los contratos a tiempo parcial tanto indefinidos como temporales, este tipo de contratos suponen el 39,1% de los poco más de 13 millones afiliados al régimen general de la Seguridad Social.

Esto es uno de los elementos que ayudan, con las cifras conocidas ayer, a medir situaciones de precariedad o su peso en el conjunto del mercado laboral. Hay otro índice más amplio, que es el que suma los contratos temporales a tiempo completo y los contratos a tiempo parcial tanto indefinidos como temporales, este tipo de contratos suponen el 39,1% de los poco más de 13 millones afiliados al régimen general de la Seguridad Social.

En este punto, puso el foco CC OO que denunció que se crea empleo “precario, temporal y a tiempo parcial, y en sectores de escaso valor añadido”. UGT, a las puertas de otras elecciones generales, fue más allá al hablar de que las políticas del PP crean “temporalidad y pobreza”. La patronal CEOE, por su parte, optó por subrayar que se mantiene “la tendencia favorable del empleo, aunque con crecimiento más estable”.

La protección frente al paro sigue cayendo

De la mano del bajón en el gasto en prestaciones y subisidios, cae también la cobertura frente al paro. Quedó en el 53,26% en marzo (este dato se divulga con un mes de retraso respecto de los demás del paro registrado). Este porcentaje supone una reducción de poco más de dos puntos porcentuales respecto del mismo mes del año pasado y de cinco sobre el de 2014. 

En paralelo a esta evolución y relacionado con ella, corre la caída del gasto. En marzo se emplearon 1.594 millones en esta partida, un 11,1% menos que en el mismo mes de año anterior. Esto muestra que la reducción de esta factura incluso se ha acelerado respecto de enero y febrero.