Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ya es más barato llamar desde el extranjero: el ‘roaming’ baja hoy un 75%

El recargo para usar el móvil fuera de España se reduce hasta un 75%. En junio de 2017 desaparecerá esta tasa

Página web en la que se pide la desaparición del 'roaming'
Página web en la que se pide la desaparición del 'roaming'

Viajar por la UE y usar el móvil ya es mucho más barato a partir de este sábado, 30 de abril. Hoy comienza el periodo transitorio que ha marcado la Unión Europea para hasta la desaparición del roaming, el cargo extra que cobran las compañías cuando sus abonados utilizan el móvil fuera de su país.

Desde este sábado, esos recargos se reducen hasta un 75% respecto a los actuales. Las nuevas tarifas de itinerancia estarán en vigor hasta el 15 de junio de 2017, cuando tendrá que desaparecer completamente el roaming, según acordó el Parlamento Europeo el pasado mes de octubre.

Hasta ahora la tarifa regulada suponía un coste fijo por el uso. A partir de hoy, se pagará el precio de los servicios en España más un recargo. La rebaja que se aplicará a partir de este sábado sobre las actuales tarifas de itinerancia reduce el recargo máximo (sin IVA) que pueden aplicar las operadoras a 5 céntimos por minuto en las llamadas fuera del país; 1,4 céntimos en las llamadas recibidas; a 2 céntimos en los SMS y a 5 céntimos por megabyte en datos móviles.

Es decir, que si una llamada de en España cuesta 15 céntimos de euro, esa llamada con las misma duración solo puede costar 20 céntimos como máximo si se hace desde Francia o Alemania. Y desde el 15 de junio de 2017 deberá costar los mismo que si se tarificara en España, es decir, 15 céntimos, aunque no en todos los casos.

Nuevas tarifas de 'roaming'
Nuevas tarifas de 'roaming'

Y es que el acuerdo no garantiza exactamente esa igualdad con las tarifas nacionales porque tiene letra pequeña o “política de uso razonable” que aún está por definir por parte de la Comisión Europea y cuyo objetivo es evitar usos abusivos o fraudulentos del roaming. De esta forma, la eliminación del roaming solo será válida para estancias cortas o viajes periódicos. En estancias prolongadas, de más de tres o cuatro meses, las operadoras podrán seguir cargando al cliente cargos extra, de acuerdo a las normas que debe concretar ahora el Ejecutivo comunitario.

El fin del roaming en la UE llega tras más de una década de duras negociaciones, bajo la presión del poderoso lobby de las operadoras de telefonía que lograron retrasar en casi dos años la entrada en vigor de esta medida, ya que en un principio el recargo debía haber desaparecido en diciembre de 2015.