Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva aplicación convierte los hoteles en oficinas por horas

Worktel presenta un servicio para profesionales que permite alquilar salas de reuniones para trabajar en hoteles

Imagen del vídeo explicativo de la aplicación.

Muchos trabajadores se desplazan fuera de su ciudad para ir a reuniones, encuentros y citas de trabajo. A menudo tienen tiempos muertos y para adelantar trabajo una cafetería o un banco puede ser una alternativa, pero un hotel podría ser una opción mucho más cómoda. En eso se centra una nueva aplicación llamada Worktel, que ofrece a comerciales, autónomos y otros empleados la posibilidad de reservar espacios y salas en hoteles por horas, donde pueden conectarse, trabajar y tener reuniones. El servicio está activo desde este miércoles en las principales ciudades de España, aunque sus fundadores prevén desembarcar pronto en Portugal y México.

Worktel ha lanzado este miércoles su plataforma que permite montar un despacho improvisado por horas en hoteles de Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Valencia y Málaga. Ofrece unos 800 puestos para los profesionales que quieran aprovechar los servicios de un hotel para tareas laborales, pagando solo por las horas necesarias. Los precios cambian según la ciudad, la categoría del establecimiento y sus servicios: puede costar desde ocho euros por hora, hasta más de 30.

"Los hoteles en estos años han hecho muchas inversiones, pero no siempre se han revelado rentables. En muchos casos vimos que las salas de reuniones quedaban vacías y pensamos que ahí había un nicho de mercado", explica Carlos Ortiz, el director ejecutivo de esta startup activa en 70 hoteles (de cuatro y cinco estrellas) de las principales cadenas de España. La filosofía que está detrás de la aplicación es que un hotel no sea solo un lugar donde dormir, sino también un lugar donde trabajar, agrega Ortiz.

Comisiones por cada reserva

La plataforma se dirige sobre todo al turista de negocios. Un profesional que se desplaza por razones laborales y que suele tener estancias muy cortas. "En las grandes ciudades siempre tenemos un hotel cerca de donde estamos", recuerda Ortiz, quien señala que la aplicación puede servir a los hoteles para ampliar la clientela, y a la vez a los trabajadores para incrementar su productividad.

El negocio de Worktel está orientado sobre todo a las grandes ciudades en las que llegan cada día miles de profesionales, que con el sistema de geolocalización de la plataforma pueden ver dónde hay sitios disponibles y reservar entre los hoteles más cercanos. En algunos casos, los establecimientos incluirán en su tarifa para clientes-trabajadores el desayuno o acceso al buffet. La aplicación genera sus ingresos cobrando comisiones (un 10%) por cada reserva.

De momento Worktel está activo solo en España, pero pronto quiere desembarcar en Lisboa, y antes del verano en México. Ortiz revela que el grupo está trabajando para cerrar acuerdos comerciales con algunas grandes empresas del sector de telecomunicaciones o farmacéuticas, "las que más envían sus representantes para que muestren sus productos", dice. Y luego el reto será expandirse en el resto de Europa: "En Estados Unidos hay algo parecido a Worktel. Pero por cómo está estructurada la aplicación, y el tipo de reservas que ofrece, se trata de algo único", asegura Ortiz.

Más información