Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Prestaciones y subsidios

El gasto en protección frente al paro prosigue con su desplome

La tasa de cobertura cae hasta el 54,8%, uno de los porcentajes más bajos de la serie estadística

Decenas de personas esperan la apertura de una oficina de empleo en Madrid. EFEArchivo
Decenas de personas esperan la apertura de una oficina de empleo en Madrid. EFE/Archivo EFE

El dinero que se destina a proteger a los parados del desempleo continúa en caída libre. En febrero, último mes con datos disponibles, el desembolso total ascendió a casi 1.700 millones de euros, un 10% menos que en el mismo mes del año anterior. Se encadenan así tres años justos a la baja, ya que la inflexión en este partida presupuestaria se dio en febrero de 2013. En consonancia con esta evolución, la tasa oficial de cobertura frente al paro cayó al 54,8%, una de las más bajas que se puede encontrar en la serie estadística, según el Ministerio de Empleo.

Con las mismas cifras, se puede concluir que la tendencia pronunciada a la baja continuará en los próximos meses. Las solicitudes de prestaciones, que vienen a anticipar cuál será la evolución futura del gasto, quedaron en 613.929, un 10,5% menos el año anterior.

Esta evolución se explica por la larga duración de la crisis y el hecho de que la mejora del mercado laboral todavía esté muy lejos de cerrar las heridas abiertas. Como el derecho a percibir prestaciones y subsidios, en la mayor parte de casos, tiene un tiempo limitado, los parados han ido agotando sus ayudas sin encontrar un trabajo. Y, además, los planes de protección de urgencia han fracasado, como el último caso: el Plan de Activación para el Empleo destinado a parados de larga duración, apenas ha consumido el 15% del dinero destinado a él.

Petición de prórroga

Precisamente para hablar de este plan, el Ministerio de Empleo se ha reunido con los sindicatos UGT y CC OO, que le reclamaron la prórroga de la ayuda con unos requisitos menos exigentes para acceder a ella.

Cuando faltan 10 días para que finalice el plan, este queda muy lejos de los objetivos marcados. Entre las obligaciones de este programa estaba hacer una evaluación del mismo y esa fue la excusa de la cita. En ella, los sindicatos fueron muy críticos con la labor del Ministerio de Empleo. Por su parte, el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, no se comprometió a prorrogar el plan pero sí a estudiar la demanda, apuntan en su departamento. En él recuerdan que no es la primera vez que una ayuda similar se prorroga el último día o después con efectos retroactivos.