Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

A mayor desarrollo, más derroche de comida

Casi un tercio de los alimentos producidos para consumo humano se pierde en todo el mundo

Según la FAO, casi un tercio de los alimentos producidos para consumo humano —aproximadamente 1,3 billones de toneladas al año— se pierde en todo el mundo. En este contexto, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) enfoca el problema no como un accidente, sino como parte integral de los sistemas alimentarios. En uno de sus últimos estudios, el CSA evidencia que el desperdicio varía enormemente por región y producto. En países de medianos y altos ingresos, la mayor parte de las pérdidas las originan los consumidores finales. En cambio, en continentes como el africano se concentran en la producción y en el tratamiento posterior de la cosecha.

En Europa se calcula que se tiran entre 280 y 300 kilogramos por persona y año frente a los 120-170 kilos de merma en África subsahariana y sureste asiático.

El abanico de recomendaciones de la FAO para atajar el problema es enorme y empieza con la aplicación de buenas prácticas agrícolas, de higiene y veterinarias en la etapa primaria de producción. “Una intervención clave a lo largo de la cadena está en mejorar las condiciones de almacenamiento”. También es importante modificar el comportamiento de los consumidores sobre la importancia de reducir residuos de alimentos. Y ahí entran en juego opciones técnicas, “como el envasado inteligente” y la promoción de la práctica conocida en los países anglosajones como el doggy bag en los restaurantes (llevarse la comida sobrante en una bolsa). La FAO pide a los minoristas que mejoren la claridad del etiquetado de alimentos y aseguren que el tamaño de los paquetes realmente satisface las necesidades de sus clientes.

Más información