Selecciona Edición
Iniciar sesión

Valencia, Madrid y Cataluña lideraron el crecimiento en 2015

La comunidad madrileña y País Vasco repiten como las más ricas en términos de PIB per cápita

Varios turistas, en la plata de Cullera (Valencia). EFE

La Comunidad Valenciana lideró el crecimiento económico español en 2015 con un 3,6%, según los datos de contabilidad regional hechos públicos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra es superior en cuatro décimas a la media nacional y supera por poco a Madrid y Cataluña, cuya economía repuntó un 3,4% y un 3,3% respectivamente. En el lado contrario, Cantabria (2,6%) y Melilla y Aragón (2,7% en ambos casos) se situaron como las que peor desempeño económico tuvieron el año pasado. Aunque con ligeras variaciones, los datos van en línea con la proyección que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) presentó a principios de febrero.

Inmediatamente por detrás de Valencia, Madrid y Cataluña se situaron Baleares, Castilla-La Mancha, Andalucía y Galicia, cuyo PIB se expandió en la misma medida que el conjunto de la economía española (3,2%). A renglón seguido, País Vasco, Murica y Asturias crecieron un 3,1%; Extremadura y Ceuta, un 3%; Navarra y Castilla y León, un 2,9% y Canarias y La Rioja, un 2,8%. Todas las comunidades autónomas, incluidas las dos ciudades con estatuto de autonomía, se situaron por encima del dato estimado para el conjunto de la UE (1,8%).

En el caso de la Comunidad Valenciana, los técnicos del INE subrayan tanto la mejoría en la evolución de su industria manufacturera —"sensiblemente mejor que la observada en el conjunto nacional"—, como a un mejor comportamiento de la construcción. En el lado opuesto, en el caso de Cantabria la oficina estadística incide en el descenso del valor añadido de los sectores agrícola e industrial y, en menor medida, en la caída del sector servicios.

Madrid y País Vasco, al frente en PIB por habitante

La Comunidad de Madrid repitió en 2015 su liderazgo en términos de PIB por habitante, la mejor medida de la riqueza real de una región. Según los datos de contabilidad regional hechos públicos este miércoles, a cierre del año pasado cada madrileño tocaba a 31.800 euros del PIB regional, por los 30.500 del País Vasco, los 28.700 de Navarra o los 27.700 de Cataluña. Por encima de la media nacional (23.300 euros) se sitúan, de igual forma, Aragón (25.600 euros), La Rioja (25.500) y Baleares (24.400 euros). En el extremo opuesto, las autonomías más pobres en términos per cápita volvieron a ser Extremadura (16.200 euros), Melilla (17.200 euros) y Andalucía (17.300 euros).

En términos relativos, el PIB por habitante de Madrid fue casi un 37% superior a la media nacional, el de País Vasco un 31% mayor y el de Navarra un 23% más alto. Por su parte, el PIB por persona en Extremadura se situó casi un 31% por debajo del dato nacional, el de la ciudad autónoma de Melilla más un 26% y el de Andalucía un 26%.

Curiosamente, el efecto combinado de crecimiento económico y, sobre todo, pérdida de población, hizo que una de las comunidades de renta media, Asturias —pese a crecer una décima menos que la media nacional— registrase el año pasado el mayor acelerón del PIB per cápita: un 4,8%. Esta fuerte subida tiene que ver, sobre todo, con la bajada del 0,9% en la población residente en el Principado. El PIB per cápita extremeño, el más bajo de España, fue el segundo que más aumentó en el último año (4,6%), seguido por el valenciano (4,5%). Estas cifras se encuentran muy por encima del crecimiento medio de la renta per cápita nacional, que subió un 3,9% en 2015. En el lado opuesto, las regiones en las que menos repuntó la renta por habitante fueron la ciudad autónoma de Mellia (2,7%), Canarias (3%) y Murcia (3,3%), todas ellas en el tercio sur peninsular.