El 8% de las hipotecas se refinancian por la crisis

La tasa de morosidad del crédito a la construcción es del 31%

Escrituras hipotecarias.

La recuperación económica está mejorando las cifras globales de la morosidad de los clientes ante los bancos. Sin embargo, el impacto de la crisis económica se sigue notando en las estadísticas oficiales. Según el informe anual de 2015 de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), "aproximadamente un 8% del crédito a los hogares para la adquisición de vivienda habría sido refinanciado". No hay una estadística histórica de estas refinanciaciones, pero fuentes del sector comentaron que el 8% está en las cifras más altas registradas.

Las entidades ofrecen la posibilidad de refinanciar una hipoteca por la caída de ingresos de la unidad familiar o el cliente que la ha solicitado. Se trata de alargar los plazos para reducir las cuotas de pago mensual para evitar el impago y el posible desahucio.

Las asociaciones de consumidores aconsejan revisar bien las nuevas condiciones, como los tipos de interés que se aplicarán en el futuro y los gastos que conlleva la operación. No suele haber una oferta tipo sino que, en cada caso, según la vinculación del cliente, se aplican unas condiciones.

La Asociación Hipotecaria también recoge que se realizaron más de 12.000 reestructuraciones viables de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda (al que se han adherido más de 90 entidades) en 2015, así como "más de 2.000 daciones en pago bajo este esquema público de protección", según datos de la Comisión de Control del Código de Buenas Prácticas.

En cuanto a la morosidad del crédito inmobiliario a los hogares, ha mejorado en todos sus segmentos. Sin embargo, la situación más delicada sigue estando en el crédito para actividades inmobiliarias: la tasa de dudosidad a diciembre de 2015 "se mantuvo relativamente elevada en el 27,4%, aunque con un descenso de casi nueve puntos porcentuales" sobre el año anterior. El volumen de préstamos es de 134.207 millones. La morosidad en el crédito a la construcción también cayó —un 8% interanual— pero todavía está en el 30,6%. El sector todavía tiene prestado 42.638 millones para esta actividad, lo que supone un 56% menos que en diciembre de 2011.

En la adquisición de vivienda, los impagados son el 4,8% hasta diciembre pasado, con una caída del 19%. En la rehabilitación y adquisición de terrenos fue de 6% y 9,1% respectivamente (7,3% y 10,7% en diciembre de 2014). La Asociación afirma que a la moderación de la morosidad ha contribuido "la notable mejora de la economía y el mercado laboral". En un informe sobre las 'Tasas de dudosidad del crédito inmobiliario' correspondiente al cuarto trimestre de 2015, la AHE destaca la "tendencia favorable" en la evolución de la mora.

Desde la organización pusieron en valor también la labor realizada por las entidades de crédito con respecto a la gestión de sus carteras dudosas, especialmente de los créditos con garantía hipotecaria sobre vivienda, que "ha contribuido a consolidar este desempeño positivo" de las tasas de mora.

Así, recordó que según el último informe de la Comisión de Control del Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda (al que se han adherido más de 90 entidades financieras), a lo largo de 2015 se llevaron a cabo más de 12.000 operaciones de reestructuración de deuda y más de 2.000 daciones en pago bajo este esquema público de protección. No obstante, agregó la AHE, tal como se desprende del último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, aproximadamente un 8% del crédito a los hogares para la adquisición de vivienda habría sido refinanciado.

La tasa de dudosidad del sector privado residente disminuyó 2,4 puntos porcentuales entre enero y diciembre de 2015, situando la tasa en el 10,3%, un descenso del 20% con respecto a diciembre de 2014 (mejor dato registrado desde el primer semestre de 2012). El saldo dudoso a diciembre se situó en torno a los 132.820 millones de euros, un 22,3% menos que un año atrás. Por su parte, la dudosidad del crédito inmobiliario a los hogares también mejoró en todos sus segmentos. La tasa de morosidad del crédito destinado a la adquisición de vivienda se situó en el 4,8% en diciembre, lo que representa una caída interanual de 19%. Mientras, la dudosidad del crédito para rehabilitación y adquisición de terrenos fue de 6% y 9,1% respectivamente (7,3% y 10,7% en diciembre de 2014).

En cuanto al crédito destinado a las actividades inmobiliarias, la tasa de dudosidad a diciembre de 2015 se mantuvo elevada en el 27,4%, aunque registra un descenso cercano a los nueve puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior. La tasa de morosidad del crédito destinado a la construcción también registró un descenso interanual del 8%, alcanzando una tasa de 30,6%.