Selecciona Edición
Iniciar sesión

Primark registra ventas en España por valor de 1.168 millones, el 20% más

La cadena irlandesa se consolida como el segundo mayor grupo de ropa en el mercado español

La inauguración de la tienda de Primark en Gran Vía en octubre REUTERS

La cadena irlandesa de ropa Primark tiene en España, sin duda, uno de sus grandes nichos de mercado. La compañía facturó en su último ejercicio (entre septiembre de 2014 y agosto de 2015) un total de 1.168 millones de euros, el 20% más que el año anterior. En realidad, 248 millones son ventas que la filial española realiza a la matriz en Irlanda, por lo que en productos, vendió en España 919 millones de euros, un 16,2% más que por el mismo concepto el año anterior.

Primark se consolida como la segunda mayor cadena de ropa de España por facturación. Inditex sigue siendo la reina indiscutible, con ventas de 4.000 millones en España. Pero los 1.168 millones de Primark superan con creces los 360 millones que se apuntó Mango en 2014 (últimos datos presentados), los cerca de 830 millones de H&M en 2015 y los 700 millones de euros del grupo Cortefiel ese mismo año.

La filial de Primark en España creció en España logró un crecimiento muy superior al de su matriz, el grupo irlandés Associated British Foods (ABF), que en los 10 países en los que opera creció el 8%. Y eso, a pesar de que en todo el ejercicio no realizó ninguna apertura en España. Tenía el 31 de agosto 40 locales, los mismos que en 2014. La empresa, eso sí, recuerda que operó por primera vez durante 12 meses seguidos los locales inaugurados en el ejercicio previo, ocho en total.

Sin contar Gran Vía

Hay que subrayar también que las cuentas del ejercicio, entregadas en el Registro Mercantil, no incluyen la inauguración del Primark de Gran Vía, en Madrid, que generó un gran revuelo por las colas que se formaron a las puertas de la enorme tienda. La apertura se produjo en octubre, por lo que estará incluido en las cuentas de 2016.

“El negocio continúa beneficiándose en gran medida del acceso a Primark en Irlanda, su alta dirección y formato de negocio desarrollado y explotado en Irlanda, que se rige por el contrato de franquicia en vigor durante todo el año”. Con esta frase, incluida en la memoria anual, la compañía parece justificar los elevados pagos que desde la filial española se realizan a la matriz irlandesa. En concreto, la compañía pagó en 2015 más de 98 millones, dentro del capítulo “otros gastos de explotación”. Los traspasó a la filial como “honorarios de gestión”.

Con ese tipo de pagos intragrupo, es difícil saber si el beneficio de la empresa se ajusta o no a la marcha del negocio en España. Oficialmente, se embolsó 39,8 millones de euros, un 5% por encima de los 37,9 millones hasta agosto del 2014. La compañía pagó en total 7,8 millones de euros en impuestos en España, por un beneficio bruto de 54,4 millones.

Más información