Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Oracle paga 54 millones tras una investigación de la Agencia Tributaria

La filial española actúa como comisionista de otra delegación en Irlanda para trasladar allí la mayor parte de sus beneficios

Oracle Ibérica, la filial española de la gran corporación estadounidense especializada en programas de gestión de datos para empresas y programación de servidores,  pagó el año pasado 53,9 millones de euros por actas de inspección de la Agencia Tributaria tras una investigación del fisco a sus impuestos de sociedades y al impuesto sobre la renta de no residentes de los últimos años.

Aun así, las grandes multinacionales aprovechan todos los resquicios legales para rebajar su factura fiscal. Oracle Ibérica facturó el año pasado 189,7 millones de euros, un 11% más que el año anterior. Oracle Iberica actúa como intermediaria de otra filial del grupo en Irlanda, Oracle EMEA. Los ingresos de la delegación española proceden en gran parte de las comisiones que recibe de la irlandesa por la venta de programas informáticos. De esta forma, aunque el grupo Oracle vende software en España por millones de euros solo paga impuestos por una pequeña cantidad, la comisión que recibe de Oracle EMEA. De hecho, la sociedad pagó un impuesto de sociedades de 1,9 millones euros durante su último ejercicio fiscal que terminó en mayo de 2015. La mayor parte de sus beneficios los traspasó, de forma legal, a Irlanda, un país con una fiscalidad más ventajosa para las multinacionales.

Además, la matriz irlandesa compra las licencias a otra sociedad del grupo en Luxemburgo. Con esta estructura societaria, la multinacional estadounidense puede aprovechar al máximo las rendijas legales para pagar menos impuestos.

Esta práctica es similar a la que realizan otras grandes corporaciones como Apple, Google, Facebook... La Agencia Tributaria trata de poner coto a estas prácticas pero los resquicios de las legislaciones internacionales permiten la fuga de impuestos a países con baja tributación.

Oracle Iberica tiene abiertas varias investigaciones por parte de la Agencia Tributaria. En 2013, Hacienda inició una inspección del impuesto de sociedades de los años 2008, 2009 y 2010. También investigó el IVA y el impuesto sobre la renta de los no residentes de los años 2009, 2010 y 2011. El fisco ha ampliado las investigaciones sobre el impuesto de sociedades a los años 2011 y 2012, según figura en las últimas cuentas anuales de la sociedad.

Además, la Agencia Tributaria abrió otra inspección en 2014 por el Impuesto de la Renta de No Residentes correspondiente al ejercicio fiscal 2012. "A la fecha de formulación de las cuentas anuales del ejercicio terminado al 31 de mayo de 2014, las actuaciones de inspección no han finalizado", reconoce la sociedad, que ha pagado 53,9 millones por las actas de la inspección fiscal del impuesto sobre sociedades (2008-2010) y por el impuesto sobre la renta de no residentes (2009-2011). La empresa explica en sus cuentas anuales que tiene recurridas las investigaciones del fisco que le han obligado a pagar casi 54 millones y advierte: "La Sociedad considera que ganará los recursos interpuestos por dichas actas por inspección. No obstante, en caso de que los recursos interpuestos contra estas actas por inspección levantadas no fueran ganados por la Sociedad, el importe desembolsado será recuperado de acuerdo a los contratos firmados con su sociedad matriz vigentes".