Los Rockefeller venderán sus acciones de Exxon por el cambio climático

Los herederos del multimillonario consideran “moralmente reprobable” invertir en las petroleras, pese a ser el origen de la fortuna familiar

Instalaciones de Exxon Mobil, en Torrance (California). Bloomberg

El Fondo de la Familia Rockefeller ha anunciado que se desprenderá tan pronto como sea posible de toda su participación en Exxon Mobil y, en general, en aquellas compañías cuyo negocio sean los combustibles fósiles por entender que las petroleras, origen de la fortuna familiar, están engañando a la gente sobre los riesgos del cambio climático.

Aunque la fundación solo tiene invertidos unos modestos 130 millones de dólares en este tipo de activos, el movimiento es significativo si se tiene en cuenta que hace un siglo, John D. Rockefeller, el patriarca de la dinastía, hizo su fortuna creando la Standard Oil, la petrolera precursora de Exxon Mobil. La organización dijo que también se desprendería de sus activos de carbón y arenas petrolíferas en Canadá.

Teniendo en cuenta la amenaza que supone para la supervivencia de los ecosistemas humanos y naturales, "no hay ninguna razón sensata para que las empresas siguen explorando nuevas fuentes de hidrocarburos", dijo el Fondo de la Familia Rockefeller. En una carta publicada en su página web, el fondo dijo que la conducta de Exxon sobre cuestiones climáticas parece ser "moralmente reprobable."

Noticias engañosas

Exxon no tardó en reaccionar al anuncio de los Rockefeller. "No es de extrañar que quieran desinvertir en la empresa. El Fondo de la Familia Rockefeller proporcionó apoyo financiero a InsideClimate Noticias y a la escuela de periodismo de la Universidad de Columbia Escuela de Periodismo para que produjeran noticias inexactas y deliberadamente engañosas acerca de la historia de la investigación sobre la participación de ExxonMobil en el cambio climático," , dijo el portavoz de la petrolera, Alan Jeffers.

Por su parte, la directora del fondo de los Rockefeller, Lee Wasserman, indicó: "Hemos apoyado el periodismo de interés público para comprender mejor cómo la industria de combustibles fósiles estaba participando realmente en los efectos sobre el clima, para buscar un mejor entendimiento público y una mejor política sobre el clima."

El año pasado, después de la publicación de las historias que Exxon ha mencionado, el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman puso en marcha una investigación sobre si la compañía engañó al público y los accionistas sobre los riesgos del cambio climático.

Exxon dijo que esas historias sugirieron erróneamente que habíamos llegado a conclusiones definitivas sobre los riesgos del cambio climático décadas antes de que los expertos del mundo, y al mismo tiempo la ciencia del clima estaba en una etapa temprana de desarrollo.

En respuesta al movimiento de desinversión, muchos líderes de la industria del petróleo han dicho que  millones de personas de los países n desarrollo serían condenados a la oscuridad y la pobreza si la sociedad detiene la quema de combustibles fósiles antes de que haya un amplio suministro de fuentes de energía más limpias.

Ya en 2008, los miembros de la familia Rockefeller pidieron a Exxon para aumentar el gasto en combustibles alternativos. A finales de 2014, otro fondo asociado con la familia, el Fondo de los Hermanos Rockefeller (RBF), dijo que vendería sus activos en combustibles fósiles.