Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El presidente de Amazon es más influyente que Angela Merkel

Jeff Bezos se coloca al frente de la lista de personalidades del mundo con más relevancia, según la revista 'Fortune'

Jeff Bezos, presidente de Amazon Bloomberg

Jeff Bezos está pasando, sin duda, por su mejor momento. El fundador de Amazon acaba de colocarse al frente de la clasificación anual que publica la revista Fortune con las figuras más influyentes del planeta. Y lo hace por delante de la canciller alemana Angela Merkel, que aparece en segundo lugar. El grupo del top ten lo integra también otro empresario: Tim Cook, consejero delegado de Apple, que aparece el quinto a rebufo del Papa Francisco.

Bezos es el nuevo líder de los líderes. Su ambición no tiene límites. El poder de Amazon se expande con rapidez por todo el planeta. Lo que empezó como un portal para vender libros, discos y productos electrónicos por Internet es ahora una corporación con una infraestructura logística inmensa. Hace una semana, el empresario anunció que su compañía espacial Blue Origen organizará viajes para turista ya en 2018.

pulsa en la foto
La lista de los líderes más influyentes, según Forbes

La tercera lista de grandes líderes de Fortune está integrada por medio centenar de personalidades. La dirigente alemana Angela Merkel aparece en el segundo lugar en reconocimiento a su poder y como figura dominante durante la última década en Europa. Es, de hecho, la única política del continente que resiste al frente de un país desde la crisis financiera, tras imponerse en tres elecciones generales. Otra cosa distinta es dónde estará el año que viene.

La tercera es otra mujer, Aung San Suu Kyi, la líder extraoficial de Birmania. Fortune le reconoce su resistencia durante medio siglo de dictadura militar. Le sigue el Papa Francisco, como laudo a su labor de diplomático planetario. El grupo de cabeza lo completa Tim Cook, junto a Jeff Bezos y Angela Merkel una de las figuras permanentes en estas clasificaciones. El reconocimiento no es por los artilugios que vende Apple, si no por su defensa de la privacidad en la era digital.

Hay que bajar al duodécimo lugar en la clasificación para encontrar al siguiente emprendedor. En este caso se trata del chino Huateng Ma, presidente ejecutivo de Tencent, la dueña de la red social WeChat y del sistema de pagos por vía electrónica WeBank. Por dos motivos: por la influencia que su empresa tiene en definir las nuevas tendencias de la clase media en el gigante asiático y por el equilibrio que está logrando en un país dominado aún por la censura.

Contra la cultura de Wall Street

Marvin Ellison aparece en el puesto 19 como reconocimiento al trabajo que hizo para salvar y reflotar la cadena comercial estadounidense JC Penney. Dos puestos más abajo está Larry Fink, el consejero delegado de BlackRock, la mayor firma de inversión del mundo con 4,6 billones de dólares en activos. Es de los más críticos con la cultura del beneficio a corto plazo que domina en Wall Street y que fue el germen que llevó a la última gran crisis.

La clasificación de Fortune sigue unos parámeros muy particulares a la hora de definir los líderes que la integran. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no aparece pese a estar al frente de la mayor potencia del planeta. De hecho, el peso lo pone en los logros personales de los designados y eso da más margen para que se incluyan personalidades como el juez brasilño Sergio Moro, el compositor Lin-Manuel Miranda o las confundadoras de Black Lives Matter.

Ni rastro en la clasificación de los aspirantes a la Casa Blanca, ni siquiera del empresario inmobiliario Donald Trump pese al fenómeno que está generando con su retórica directa y agresiva en la campaña a las presidenciales. Si gana la nominación republicana en julio, será otra cosa distinta. El hecho de que se presenten a liderar la mayor potencia del planeta, señalan los editores de Fortune, “no convierte a Trump ni a sus rivales en un gran líder”.

Sí está en un destacado octavo lugar Paul Ryan, como líder de la Cámara de Representantes de EE UU y quién sabe si posible candidato a las presidenciales si el tumulto continúa entre los conservadores. Justo por delante de aparece Christiana Figueres, la “guardina de la naturaleza” por sus esfuerzos por lograr un acuerdo global contra el cambio climático. La lista incluye al nuevo presidente argentino, Maurizio Macri, en el puesto 26.

Diez puestos más abajo aparece Chistine Lagarde, por el papel que la exministra francesa desempeñó al frente del Fondo Monetario Internacional a la hora de preservar la unidad de la zona euro. Los editores señalan que en su segundo mandato afronta un reto similar con los países emergentes. Le sigue Marc Benioff, el consejero delegado de Salesforce, por sus campañas a favor de la igualdad de género y contra la exclusión del colectivo homosexual.