Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los despidos por ERE caen al mínimo de la serie estadística para un mes de enero

Los afectados por despidos colectivos bajan un 24% en enero, hasta los 1.769 trabajadores

Los expedientes de empleo alcanzan a 4.832 asalariados

Concentración de los trabajadores de Cemusa en la protesta en la plaza de Cibeles en protesta por el expediente de regulación de Empleo(ERE) que afecta a 167 personas, el 80 % de la plantilla EFE

El año ha comenzado otro buen dato para el mercado laboral: los afectados por despidos colectivos han caído al mínimo para un mes de enero. Han sido 1.769, la cifra más baja de la serie estadística del Ministerio de Empleo en el primer mes del año, que comienza en 1982. No es tan bueno el dato cuando se tiene en cuenta las demás modalidades regulaciones de empleo que permite la norma. Por ejemplo, el total de afectados por ERE (que también incluye las reducciones de jornada y de suspensiones de contrato) sube a 4.832 trabajadores, un dato ligeramente superior al de 2008.

La mejora del mercado laboral ya lleva un tiempo notándose en las regulaciones de empleo. Desde que tocaron techo en 2012, justo el año que implantó la reforma laboral, está cayendo el número de procedimientos y en enero el dato ha continuado. Los 403 comunicados a la autoridad laboral suponen una reducción del 38,8% sobre el primer mes de 2015.

Esta reducción de expedientes tiene su correspondencia con el total de trabajadores afectados. Los 4.832 suponen una reducción del 47% respecto al año anterior, un dato que con ser significativo es un descenso menor que los registrados en el mismo mes de 2015 y 2014, con bajadas del 52,7% y del 60,7%. No obstante, estos números se dan tras lo sucedido los casi 50.000 afectados de 2013.

La caída es menor en los despidos colectivos. Los 1.769 trabajadores afectados suponen una caída del 24%. No obstante, este descenso es suficiente como para que el dato sea el menor de la serie del Ministerio de Empleo que comienza en 1982. A la hora de ver estos datos, hay que tener presente la reforma laboral de 2012 que permitió a las compañías llevar adelante los expedientes de regulación unilateralmente. Hasta entonces si no había acuerdo entre los representantes de la plantilla y la empresa, era preceptiva la autorización administrativa.

Una cuestión a aclarar es que los despidos colectivos y su trámite burocrático correspondiente no es la única vía de rescisión de contratos. También hay diferentes formas de despedir de forma individual que no aparecen en esta estadística. Y, por supuesto, está la finalización del contrato temporal, la abrumadoramente mayoritaria. 

Además de los despidos colectivos, las regulaciones de empleo también contemplan las reducciones jornada y las suspensiones de contrato por un tiempo limitado. Este último tipo de procedimiento es, históricamente, el más utilizado y, de nuevo volvió a suceder en enero: 2.162 trabajadores del total de 4.832 (el 44,7%) afectados vieron como su relación laboral se interrumpía temporalmente. Por lo que toca a las reducciones de jornada, estas han quedado en 901, tras caer el 45,7% sobre el año pasado.

Estos datos, en principio, pueden sorprender si se observa que en los últimos meses se han anunciado varias regulaciones de empleo grandes. Lo han hecho Orange o FCC. Estos ajustes, que hay caso en que aún son meros anuncios, todavía no se han incorporado a la estadística por varios motivos, y así lo advierten fuentes oficiales del Ministerio de Empleo. Desde que una empresa comunica que va a poner en marcha una regulación de empleo, hasta que es definitiva y se registra en el Ministerio de Empleo han de cumplirse varios pasos. El primero es comunicar a la propia autoridad laboral que se han iniciado los trámites. Entonces comienza el llamado oficialmente periodo de consultas, en realidad la fase de negociación oficial, en la que trabajadores y empresarios tienen un plazo de un mes para llegar a un pacto (15 días si la empresa tiene menos de 50 trabajadores).