Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Facua ve ridículas las multas a las tabaqueras por promoción irregular

El Comisionado del Mercado de tabaco sancionó con 300.000 euros a cada fabricante por pagar por tener publicidad en las máquinas expendedoras

Máquina expendedora de tabaco en un bar. EL PAÍS

La organización de consumidores Facua ha difundido este miércoles una nota en la que considera ridícula las sanciones impuestas por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, el órgano regulador del sector dependiente del Ministerio de Hacienda, a las cuatro grandes fabricantes por promoción irregular.

Las grandes tabaqueras pagaban a estancos y otros operadores minoristas para obtener publicidad y promoción en las máquinas expendedoras. El sector está muy regulado y cualquier actividad de este tipo está muy tasada y debe corresponderse con la cuota de mercado de cada marca. Las tabaqueras pagaba para aparecer por encima de lo le correspondía por la demanda de cada marca.

La asociación entiende que las multas, 300.000 euros a cada empresa, no guardan proporción con la gravedad de las irregularidades cometidas por los grandes fabricantes. Ante esto, FACUA reclama al Gobierno que modifique la Ley de Ordenación del Mercado de Tabacos para aumentar el marco sancionador. En el caso de las impuestas por el CMT, se trata del máximo establecido en dicha norma.

Para hechos regulados como "muy grave", las multas previstas oscilan entre los 120.202,42 y los 300.506,05 de euros. En este caso, el Comisionado ha estipulado la cantidad máxima para una multa que los grandes fabricantes han pagado voluntariamente, mostrando así su conformidad.

Ello viene a constatar, según FACUA, que la cuantía de la sanción impuesta no se corresponde con la gravedad de las irregularidades detectadas por parte del CMT. Urge por tanto, a juicio de la asociación, que el Gobierno revise la cuantía de las sanciones y las aumente para este tipo de fraudes, calificados como "muy graves", a fin de aumentar su poder disuasorio y de evitar que se sigan consumando en el futuro irregularidades semejantes.