¿Viajas en Semana Santa? Nueve trucos para ahorrar gasolina al conducir

La patronal de fabricantes de automóviles, Anfac, calcula que una conducción eficiente puede reducir el gasto en combustible en unos 300 euros al año

¿Viajas en Semana Santa? Nueve trucos para ahorrar gasolina al conducir. Estado de una carretera de circunvalación de Madrid el pasado 18 de marzo Javier Lizón EFE

La Semana Santa ha llegado, casi se acerca a su ecuador. En ella, según la propia Dirección General de Tráfico, habrá unos 14,5 millones de desplazamientos en coches por toda España. Es fácil que usted haga unos de esos trayectos durante estos días.

La caída del precio del petróleo ya ha abaratado los combustibles, pero si quiere gastarse todavía menos en llenar el depósito puede seguir algunos consejos. Anfac, la Asociación de Fabricantes de Automóviles, acaba de publicar una lista que le puede servir de ayuda en su viaje de Semana Santa. Según los cálculos de esta patronal, si se realiza una conducción eficiente, se pueden ahorrar unos 300 euros al año.

1. Arranque del motor. Hay que poner en marcha el coche sin pisar el acelerador y comenzar la marcha rápidamente. Si su motor es turbo, hay que esperar unos segundos entre en encendido y el inicio de la macha.

2. Usar la primera marcha del vehículo solo cuando el coche eche a rodar. Apenas hayan pasado dos segundos desde que se ha comenzado la marcha o ha rodado unos seis metros hay que pasar ya a la siguiente velocidad.

3. Cambios de marcha. A la hora de seguir subiendo las marchas, hay que tener en cuenta si está al volante de un coche con motor de gasolina o de diésel y mirar el contador de revoluciones. Si es el primer caso, debe cambiar de marcha entre las 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto; si el motor consume diésel, debe hacerlo entre las 1.500 y 2.000 revoluciones.

También se puede subir de marcha mirando al velocímetro. En este caso, da igual si el motor consume gasolina o diésel, lo conveniente es pasar de la segunda a la tercera velocidad a partir de los 30 kilómetros por hora, la cuarta a partir de los 40 y así sucesivamente.

4. Marchas largas. En la medida de lo posible, lo recomendable es circular con las marchas largas y el motor con revoluciones bajas. Este consejo es conveniente seguirlo incluso en ciudad, sin superar, lógicamente, los límites de velocidad.

5. Velocidad constante. Los frenazos y los acelerones consumen más combustible. Hay que evitar los cambios bruscos en la marcha y los cambios de marcha innecesarios.

6. Desaceleraciones progresivas. A la hora de reducir la velocidad, lo conveniente es levantar el pie del acelerador y dejar que el motor ruede lo más posible en la velocidad en que se encuentra en ese momento, con lo que el conductor evita utilizar el llamado freno motor o la reducción sucesiva de marcha, con su consiguiente aumento de revoluciones cada vez que se reduce una velocidad y se suelta el embrague. Una vez se ha levantado el pie del acelerador, hay que ir pisando suavemente el pedal del freno.

7. Detener el vehículo. Esta maniobra hay que procurar hacerla sin reducir la marcha, siempre que sea posible tanto por la velocidad que lleve el vehículo como por el espacio.

8. Parar el motor. Si al detener el coche, la parada va a superar el minuto, es recomendable parar el motor para que no siga consumiendo combustible.

9. Mantener las distancias. Conducir con una distancia de seguridad adecuada respecto de los vehículos que le preceden, no solo evitará accidentes, también le permitirá anticiparte a los cambios de la marcha y poner en práctica estos consejos. Por ejemplo, si hay algún tipo de obstáculo en la calzada, se podrá ver con tiempo suficiente como para levantar el pie del acelerador y comenzar la maniobra de freno.

Anfac da un último consejo: ante todo hay que tener presente la seguridad. Normalmente, la conducción eficiente contribuye a evitar siniestros en las vías. No obstante, ante los imprevistos que puede haber durante la conducción, si llega el momento de elegir entre “la conducción segura y la eficiente, deberá prevalecer la seguridad”.

Más información