Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Medel renunciará a presidir Unicaja Banco, pero no designa aún sucesor

En cumplimiento de la Ley de Cajas, elige seguir al frente de la fundación bancaria, que controla el 90,8% de la entidad

Braulio Medel, presidente de Unicaja Banco. EFE

Braulio Medel, que desempeña de forma simultánea la presidencia de Unicaja Banco y de la fundación bancaria que posee el 90,8% de la entidad, dejará el primer cargo antes del próximo 30 de junio, límite que marca la Ley de Cajas para elegir entre uno de los dos puestos cuando la misma persona desempeñe ambos puestos. Así lo ha anunciado este viernes la entidad con sede en Málaga, que Medel (Sevilla, 1947) dirige desde 1991.

Unicaja opta así por el camino opuesto al que eligió esta semana Ibercaja, que se encuentra en la misma situación. En el caso de la entidad con sede en Zaragoza, Amado Franco ha optado por continuar al frente de Ibercaja Banco, mientras que un patrono de la Fundación, Honorio Romero, le sustituirá en este cargo. Unicaja Banco, sin embargo, no informa de quién será el sucesor de Medel cuando materialice su renuncia a la presidencia. En la entidad malagueña sí se quedan los vicepresidentes Manuel Atencia y Juan Fraile, que renuncian a sus puestos en el patronato de la fundación.

Con la sucesión de Medel al frente de Unicaja Banco aún pendiente, queda también por despejar la incógnita de qué hará Isidro Fainé, máximo responsable de la fundación La Caixa y de Caixabank. La entidad malagueña no argumentó el motivo de la decisión de Medel, pero recordó que la fundación bancaria, que además de poseer el 90,8% de la entidad asumió la obra social y cultural de la antigua caja de ahorros, es responsable de la gestión de su participada.

184 millones de beneficios

La entidad también informó de que el grupo Unicaja Banco obtuvo el año pasado un resultado consolidado de 184 millones de euros, frente a los 75 millones de 2014 (en los que excluye el efecto contable negativo de la adquisición de Banco CEISS).

El margen bruto se elevó a 1.575 millones de euros, frente a los 1.346 millones, incremento al que contribuyó el "significativo resultado por operaciones financieras", que se elevó a 562 millones por la revalorización de las posiciones en renta fija. La entidad destacó también la contención de costes, de modo que los gastos de explotación bajaron un 3,4%, hasta los 681 millones.

Fe de errores

N