Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las ‘apps’ cambian la forma de buscar piso

Las nuevas aplicaciones para dispositivos móviles conectan gratis a compradores, vendedores y compañeros de vivienda

Las aplicaciones móviles han revolucionado el mercado inmobiliario español.

La manera en la que se busca vivienda está cambiando mucho y muy rápido. Si lo de navegar por distintos portales inmobiliarios va camino de quedarse obsoleto, lo de echarse a la calle con lápiz y bolígrafo es ya una antigualla. Las aplicaciones para smartphone y tablet han puesto patas arriba el negocio del ladrillo. Buscan constantemente y lo hacen gratis.

"El móvil y las apps han cambiado la forma de buscar vivienda en España. Lo que hace solo unos años era inimaginable, ya es posible hacerlo sin importar dónde estamos", señalan en Idealista, que lanzó su primera app en 2009 y desde entonces acumula más de 2,2 millones de descargas. En los últimos ocho años ha dejado de ser un portal para convertirse en una plataforma a la que se puede acceder desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Lo mismo les ha sucedido a Fotocasa, Pisos, Yaencontre, Segundamano, Enalquiler o Habitaclia.

Cada vez más usuarios utilizan dispositivos móviles para buscar casa. De hecho, el 60% del tráfico de Idealista proviene de ellos. Además de la geolocalización, esta firma ofrece al usuario la posibilidad de dibujar a mano el área donde quiere vivir y guardar la búsqueda. La app le avisa en cuanto se publique el piso que encaja con sus parámetros. Por lo demás, cuenta con una base de 1,3 millones de anuncios.

El 60% del tráfico de Idealista procede de dispositivos móviles

Más que un buscador de pisos, iWhatHouse es un buscador de posibles compradores, ya que permite a los usuarios comprar, vender o alquilar inmuebles a personas que se encuentran a su alrededor. Esta aplicación "incluye el buscador inverso, esto es, si tu vivienda coincide con los criterios de búsqueda de los usuarios, estos estarán receptivos para escuchar tu oferta", explica Jesús García, fundador y consejero delegado de iWhatHouse Company. Puede geolocalizar a los usuarios que buscan alquilar o comprar una casa en una zona concreta y permite comunicarse con ellos a través del chat. La aplicación, disponible a nivel mundial, acumula más de 25.000 descargas.

Distinto es el servicio que da la app BeFinders, recién llegada al mercado de la mano de los agentes inmobiliarios Domingo Cordón y Alice Kachlikova. Se publicó en App Store y Google Play en enero de 2016 y dos meses después cuenta con más de 800 usuarios en España y Andorra. "Desde cualquier lugar, tomando un café, en el sofá de casa o desde el trabajo, podemos enviar una alerta con lo que estamos buscando y el profesional inmobiliario se pondrá en contacto con nosotros para ofrecernos los inmuebles. Así, evitamos horas de búsquedas, comparaciones e informaciones obsoletas e incompletas", cuenta Carlos Aspas, ingeniero de la aplicación. El usuario recibe la vivienda que busca directamente de la cartera de los profesionales, pero la app nunca muestra los inmuebles.

Otra forma de conocer compañero de piso

"El Tinder de los pisos compartidos" se llama Badi. Elegida por The App Date como la mejor aplicación española de 2015, permite conectar sin intermediarios a usuarios que quieren ofrecer una habitación en un piso compartido con otros que la buscan. "No es una plataforma pensada solo para estudiantes, pues hemos visto que hay muchos profesionales junior y senior que quieren compartir los gastos del piso", puntualiza Carlos Pierre, fundador y consejero delegado de Badi. Lanzó la app para iOS y Android en septiembre de 2015 movido por la necesidad personal de conocer a sus futuros compañeros de piso de antemano.

La diferencia con respecto a otras plataformas es que no hay agencias y se conoce a los aspirantes a través del chat y del perfil personal (gustos, amigos en común, características principales), al estilo de Tinder (app para conocer gente). "Es más rápida que las demás y las habitaciones se renuevan diariamente", dice Pierre. En sus seis meses de andadura lleva 35.000 descargas, 50 habitaciones publicadas por día (3.200 en total), 1.500 solicitudes de alquileres diarios y 300 matches o acuerdos.

Si el problema es elegir el mejor barrio, el móvil tiene la respuesta. La aplicación Relocation Assistant, disponible para Android y con versión web, permite comparar la futura vecindad con la actual. Así, el usuario recibe datos estadísticos sobre colegios, vida nocturna, género y edad media de los residentes y negocios. La aplicación, desarrollada por Luca Chiarandini, ha sido premiada en el concurso internacional Innova Challenge MX, organizado por BBVA. Está operativa para dos ciudades españolas (Madrid y Barcelona) y tres mexicanas (México DF, Guadalajara y Monterrey).

Los usuarios que ayudan en una venta a través de Tudomus reciben una comisión

Hay muchas otras plataformas novedosas que, sin llegar a ser una app, se adaptan de forma automática al dispositivo en el que se navegue, incluido el móvil (responsive). En esta categoría se mueve Tudomus, una start-up nacida en 2015 para la venta y alquiler de viviendas. Pero con una peculiaridad: permite a cualquier usuario participar en la venta y alquiler de las casas publicadas y recibir una comisión. "Para participar los usuarios asumen diferentes roles: Los vendedores que anuncian sus casas, los promotores que las promocionan entre sus contactos y redes sociales, los personal shoppers que acompañan a las visitas y, por último, el comprador", explica Carlos López, consejero delegado de Tudomus.

La comisión media que publica el vendedor para compartir con el resto de usuarios es del 2,2%. Debe ser como mínimo el 2%, muy por debajo del 3% y 5% que cobran las agencias. El sistema asigna un porcentaje –que depende de la zona y la vivienda–, a cada una de las partes. López explica un caso reciente: Con la venta de un piso en Retiro (Madrid) por 469.868 euros, el promotor ganó 236 euros, el personal shopper recibió 936 euros por realizar dos visitas de una hora, y el comprador fue premiado con 1.663 euros. Tudomus tiene 8.000 viviendas en venta con un valor de mercado de 2.230 millones de euros y hay 5.123 usuarios vendiendo o alquilando las casas publicadas. En 2015 vendió inmuebles por valor de 21 millones de euros.

Una vez que se tienen las llaves puede que haya que hacer reformas. "Para el 70% de las personas que hacen obras la fase de elegir y comparar presupuestos es la más difícil", según PlanReforma, que ofrece un comparador online de presupuestos. "Ayudamos al cliente a configurar su reforma y nuestro algoritmo calcula automáticamente las mediciones de su obra, algo que nadie más hace. De esta forma, todos los profesionales usan las mismas calidades y cantidades, así que el cliente puede obtener cuatro ofertas detalladas y comparadas", indica Laura Núñez, consejera delegada de PlanReforma. Realiza 4.200 cálculos al mes por un volumen de negocio de 90 millones de euros en reformas potenciales.

De los planos a la realidad virtual y los drones

Más pronto que tarde la liturgia de comprar una vivienda no tendrá nada que ver con la actual. Las gafas de realidad virtual o la visión 3D acaban de aterrizar en el negocio inmobiliario, que empieza a darse cuenta del portencial de las nueva tecnologías. Algunas pocas agencias y servicers -plataformas de gestión inmobiliaria y financiera integral- ya las han empleado para vender casas.

Adiós a los planos y fotos.Solvia es una de las inmobiliarias pioneras en España en el uso de realidad virtual para mostrar cómo son o serán las viviendas que comercializa. Medianate unas gafas y a través de un sistema de control que detecta el cuerpo humano y funciona según los movimientos de las manos, el cliente puedfe “viajar” por el interior de la vivienda, seleccionar distintas opciones de acabados de suelos.

Gilmar es otra de las más avezadas. El pasado año ya mostró sus viviendas con tecnología de realidad aumentada -el cliente puede escanear un código QR desde su móvil y visualizar una vivienda que aún no esté construida como si fuera una promoción real- y visitas virtuales. Hay más. Para Nina García, jefa de comunicación de Habitaclia, "los drones se están convirtiendo en el mejor medio para grabar vídeos de casas y promociones.

Más información