España, un destino más de ‘souvenir’ que de compras

El turista extraeuropeo prefiere comprar en España productos locales, mientras que en Francia o Italia busca artículos de firmas

Dos turistas con bolsas de marcas de lujo en Madrid.

El turismo de compra no ha despegado del todo en España. El país sigue por detrás de otros competidores europeos en el imaginario del turista extranjero. Visitantes chinos, africanos y americanos van a España para vivir una experiencia, disfrutar de su sol y de su playa o para aprovechar su oferta gastronómica. Pero no piensan en este destino como una primera opción para ir de compras. En general, los visitantes se decantan más por los recuerdos o productos típicos que por las boutiques o las tiendas de grandes firmas.

En la particular clasificación de países a los que los extranjeros viajan para llenar el armario o el joyero, España queda considerablemente rezagada. No obstante, el balance no es completamente pesimista: Barcelona y Madrid están repuntando entre las ciudades más atractivas para el turismo de compras. En total, España concentra solo el 5% del gasto mundial del shopping. Muy por detrás de Francia o Italia, que acumulan hasta un 20% del gasto global en 2015, según el estudio del sector de la consultora Global Blue.

El informe de esta consultora especializada en tax free subraya que para los turistas extracomunitarios España no es en absoluto el primer destino si quiere ir de compras. Y añade que solo cuando están en el país deciden "llevarse algo", como un souvenir o un producto local.

Mientras, en Italia solo el 31% de las ventas de las marcas italianas se realiza por compradores locales. Dos tercios se lo llevan los extranjeros. En el caso de Francia los locales adquieren el 41%. En el caso español, en cambio, el gasto de los locales representa un 77% de las ventas del comercio textil o de lujo. Estos números ponen de manifiesto que "cuando el turista extracomunitario va de shopping en Europa tiene presente en su imaginario la actividad de ir de tiendas y no tanto la búsqueda circunstancial de marcas locales como si fueran un souvenir más", reza el estudio.

El repunte de Madrid y Barcelona

Las dos principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona, están recuperando posiciones en la clasificación de los principales destinos metropolitanos para el turismo de compras. Global Blue ya consideró en enero que las dos metrópolis están entre las más capacitadas para atraer el turista que sobre todo se dedica a visitar tiendas. Ahora, la consultora detalla una lista de las ciudades donde el turista gasta más. Según este indicador, Barcelona cierra el grupo de las primeras diez ciudades por ingresos en turismo de compra, seguida inmediatamente por Madrid.

En lo alto de este ranking destaca París, destino internacional por excelencia de las compras, seguida por Londres y Singapur. Dos de cada diez euros que los turistas extracomunitarios se dejaron en compras el año pasado fueron a parar a los comercios de la capital francesa, que incrementó sus ingresos por esta actividad en casi un 30%.

¿Quiénes gastan más?

Los chinos representan el colectivo más buscado por los vendedores de todo el mundo. El informe de Global Blue señala que en cuanto a ticket medio son los turistas de Hong Kong los más generosos. Los viajeros de ciudades chinas gastan de media algo menos de 1.000 euros en cada compra, mientras que los de Hong Kong alcanzan los 1.049 euros cada vez que entran por la puerta de un establecimiento. Estadounidenses (672 euros); mexicanos (560) y rusos (449) son otros colectivos que más gastan durante sus estancias en Europa.

Luis Llorca, experto del sector de Global Blue, destaca que "en un entorno global, las distancias se acortan, pero la competencia entre países aumenta". Esta circunstancia hace que España deba tener "ambición": "Tenemos que prepararnos para captar una parte de los más de 100 millones de chinos que viajarán por el extranjero en los próximos diez años". Y por ello es necesario tener una "visión largoplacista", que evite confusión y disgregación entre los operadores a la hora de promover España como destino turístico. Además de los chinos, en futuro crecerá el número y el gasto de turistas estadounidenses y argentino, prevé Llorca.

Más información