Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Starwood Hotels acepta la oferta de la china Anbang y pone en aprietos a Marriott

Marriott International tiene cinco días para responder con una propuesta superior si quiere seguir adelante con la fusión

Sede de la aseguradora china Anbang en Pekín AP

El grupo chino Anbang ha conseguido trastocar los planes de Marriott International y puede frustrar la fusión que estaba llamada a crear el líder mundial de los hoteles. El grupo en venta, Starwood Hotels & Resorts Worldwide, aceptó este viernes la última oferta presentada por el grupo de inversores que lidera la aseguradora china. La cadena de hoteles señala que la considera “superior” y le da cinco días de plazo a su primer pretendiente para que mejore los términos de la propuesta de fusión que hizo el pasado noviembre.

Se trataría, de llegar a un acuerdo definitivo, de la mayor compra protagonizada por una compañía china en Estados Unidos. Los títulos de Starwood subieron un 5% en la apertura de Wall Street, anticipando una intensa puja. Las acciones se cambian a 80 dólares, dos dólares por encima de la oferta mejorada de Anbang. Marriott respondió diciendo que sigue interesada en la operación, con la ambición de crear la mayor cadena hotelera del mundo.

Pero los inversores chinos se están mostrando muy agresivos. La primera oferta de Anbang presentada el lunes era de 76 dólares por acción. Ahora la eleva a 78 dólares, con lo que está valorando el negocio de Starwood en 13.200 millones de dólares, un 8% más que en la inicial de Marriott. El desembolso se hace además en efectivo, lo que la hace más atractiva para los dueños de los hoteles Sheraton y Westin. También incluye una participación en Interval Leisure.

La aceptación de la oferta por parte de Starwood se conoce tras finalizar el plazo para que otros interesados presentaran sus propuestas alternativas. La puja queda así limitada a dos pretendientes. La aseguradora china compró hace algo más de un año al grupo Hilton el emblemático Waldorf-Astoria en Nueva York, por el que pagó 1.900 millones. Hace una semana, además, pagó 6.500 millones por Strategic Hotels & Resorts de Blackstone.

Starwood notificó ya a Marriott que su intención es abandonar el acuerdo, aunque la propietaria de los hoteles Ritz-Carlton tiene el derecho para seguir negociando hasta el 28 de marzo. El pasado lunes las dos compañías expresaron su intención de seguir adelante con la operación, para crear un grupo que operaría 1,1 millones de habitaciones en todo el mundo en más de 5.500 hoteles.

Recelo político

Marriott sigue pensando que la combinación que pactó es la mejor solución también para Starwood, por eso insiste en su respuesta en que “considerará con sumo cuidado las alternativas”. Peso si finalmente se consagra el pacto con Anbang, será la mayor compra que realice una compañía china en Estados Unidos, lo que podría generar una fuerte oposición política en Washington en plena campaña a las presidenciales de noviembre.

El ímpetu las compañías chinas es, de hecho, un tema recurrente entre los aspirantes demócratas y republicanos a la Casa Blanca. El conglomerado General Electric acaba de vender su negocio de electrodomésticos a Haier, por 5.400 millones. En lo que va de año, firmas del gigante asiático anunciaron adquisiciones en el extranjero por valor de 102.000 millones, próxima a los 106.000 millones registrados en todo 2015.