Draghi reclama más inversión y bajar impuestos a los líderes de la UE

El presidente del Banco Central Europeo pide a los Gobiernos reformas que aumenten la demanda

Mario Draghi, presidente del BCE Bloomberg

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, busca la compañía de los Gobiernos para revitalizar la economía europea. Una semana después de que revolucionara los mercados con una batería de medidas para evitar una recaída en la recesión y atajar la llegada de una posible deflación, el presidente del Banco Central Europeo ha mostrado la disposición del organismo que dirige a profundizar en las medidas de estímulo de la economía europea.

Pero en esa travesía no quiere ir solo, y lanza varias recetas y una petición a los Gobiernos: “son necesarias reformas estructurales para incrementar la demanda, más inversión pública y recortes de impuestos. Y lo que es más importante, es necesario que haya claridad sobre el futuro de la unión económica y monetaria", ha dicho tras presentar las perspectivas económicas de la zona euro a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE reunidos este jueves en Bruselas.

La llamada a rascarse el bolsillo no es nueva, y tiene a la mayor economía de la UE, Alemania, como principal destinatario. El Gobierno de Merkel ya hizo oídos sordos a recomendaciones similares del FMI, que aconsejó más inversión en educación y en renovar su red de transportes. El país sigue a la cola de Europa en inversión pública en proporción con el PIB y sigue primando el ahorro como destino de su alto superávit comercial.

Las palabras de Draghi, un mensaje contra la soledad del BCE en la lucha contra la crisis, van acompañadas de la advertencia de que los riesgos que afronta la economía europea no han desaparecido. "A pesar de que la política monetaria ha sido la única que ha conducido la recuperación en los últimos años, no puede hacer frente a algunas debilidades básicas estructurales", ha señalado.

El BCE, que ya penaliza los depósitos de los bancos al 0,4%, ha elevado la compra de bonos hasta los 80.000 millones de euros mensuales y ha situado el precio del dinero en el 0%, no cierra la puerta a que el precio del dinero siga bajando. "Viendo la perspectiva actual, el Consejo de Gobierno espera que las tipos de interés se mantengan en los niveles actuales o más bajos por un periodo extenso de tiempo y también después del final de nuestro programa de compra de activos", ha indicado Draghi.

Una bajada de tipos llevaría las tasas a terreno negativo, una situación que si bien estimula el crédito, puede hacer más difícil a los bancos mantener la rentabilidad, como ya señaló la semana pasada, especialmente para los que hayan dado créditos con bajos diferenciales sobre el euribor.

Más información