Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ikea lanza un aviso para retirar una lámpara por riesgo de descarga eléctrica

La multinacional sueca avisa a sus clientes de que el producto, llamado Gothem, tiene problemas con los cables del interior. Les devolverá el dinero

Las lámparas Gothem que Ikea retira del mercado por riesgo de descarga. IKEA / EL PAÍS VÍDEO

La compañía sueca Ikea ha realizado un llamamiento a los clientes que puedan haber comprado una de sus lámparas, llamada Gothem, para retirar el modelo del mercado por problemas de seguridad. La empresa es muy activa a la hora de advertir sobre posibles riesgos que pueden ocasionar sus artículos y en lo que va de año es la segunda vez que pide que se devuelva una lámpara. En febrero los avisos fueron por tres plafones, en los que fallaba el anclaje al techo.

"Ikea ruega a todos los clientes que tengan lámparas Gothem que dejen de utilizarlas y las lleven a cualquier tienda Ikea para su total reembolso. Ikea retira del mercado las lámparas de pie y de mesa Gothem por riesgo de descarga eléctrica. Los cables del interior de las lámparas se han montado incorrectamente, de forma que pueden entrar en contacto con el cuerpo metálico de la lámpara, conducir tensión y convertirse, por tanto, en un riesgo para la seguridad", admite la compañía.

Aunque las lámparas funcionen, la compañía señala que "ruega a todos los clientes que tengan lámparas Gothem que dejen de utilizarlas". Asegura que no ha recibido informes sobre personas que hayan sufrido daños, "pero sí sobre incidentes de dos clientes y un colaborador de tienda que han recibido descargas eléctricas". La venta de estos modelos en todos los mercados se inició en octubre de 2015.

La compañía lanzó el año pasado una importante campaña para advertir de que muchos de sus muebles (especialmente las cómodas) debían anclarse a la pared, después de que las autoridades de consumo de Estados Unidos alertaran de riesgos si se volcaban, especialmente cuando hay niños en casa. En su web tiene un apartado especial (llamado recalls) donde va lanzando advertencias sobre artículos que retira. Este año, además de las lámparas, ha avisado sobre riesgos con un juguete. En 2015, avisó de un mal etiquetado en alimentación, una lamparita infantil y una cancela de seguridad que daba problemas.