Selecciona Edición
Iniciar sesión

El ICO reduce la concesión de crédito un 55% en 2015, hasta 9.671 millones

El Instituto lo achaca a "la normalización del crédito privado". Es la financiación más baja desde 2008

El Ministerio de Economía ya había advertido de que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) iba a ir retirando financiación. Economía anticipó que la concesión de préstamos del ICO se reduciría en 2015 hasta los 14.000 millones, frente a los casi 21.500 millones de 2014, que habían marcado un récord en los 20 años de existencia del Instituto. Los datos definitivos, distribuidos este jueves, reflejan un recorte aún mayor: a través de las líneas ICO se financiaron 9.671 millones, un 55% menos. 

Los créditos concedidos por el ICO a través de las líneas de mediación (en colaboración con entidades privadas, que asumen el riesgo de la operación) llegaron a suponer en 2014 el 12% de los préstamos que las entidades dieron a empresas, cuando en los años previos a la crisis no llegaban al 5% del total. Economía ligó el repliegue del ICO a la recuperación, idea en la que abundó este jueves el Instituto. "En el actual contexto de crecimiento económico y normalización del crédito privado, el ICO mantuvo una actuación importante, si bien menor que el año anterior, en línea con el papel anticíclico de la institución", indicó en una nota de prensa.

Los 9.671 millones concedidos por el ICO suponen el nivel de financiación más reducido desde 2008, en el arranque de la crisis financiera. La normalización del crédito privado, sin embargo, dista aún de ser completa. El saldo vivo de préstamo a las empresas volvió a caer en 2015 (un 3%), ya que el importe de las nuevas operaciones de préstamo fue aún inferior al de las amortizaciones de deuda.

En la nota, el ICO destaca que "más de la mitad de los créditos fueron de un importe inferior a 25.000 euros y el 66% se concedieron a empresas de menos de 10 empleados", un hecho que relaciona con la prioridad dada a pymes y autónomos. El comercio al por mayor, la industria manufacturera, el transporte y el almacenamiento fueron los sectores que recibieron más financiación.

En las líneas de intermediación, el ICO también subrayó el empujón dado al fomento de la internacionalización de las empresas españolas, de modo que ya suponen un tercio del total, con más de 3.000 millones concedidos a financiar exportaciones o inversiones en el exterior.4

42,4 millones de beneficio

Además, la financiación directa a grandes proyectos de inversión, gestionada directamente por el ICO, que también asume el riesgo de las operaciones en este caso, se incrementó en un 70% hasta los 1.250 millones.

En cuanto a la captación de recursos, el ICO recabó 3.654 millones a través de las emisiones de deuda en los mercados de capitales y otros  2.107 millones se captaron a través de préstamos de diferentes organismos multilaterales en condiciones muy ventajosas. La principal novedad, apunta el Instituto, fue la primera emisión del Bono Social, en enero de 2015, por importe de 1.000 millones de euros. Unos recursos que se destinó a financiar pymes españolas ubicadas en las regiones con menor PIB per cápita.

En cuanto al resultado anual, el ICO logró un beneficio después de impuestos de 42,4 millones de euros, frente a los casi 74 millones de 2014. El ratio de solvencia se elevó al 32,84% frente al 23,8% del ejercicio anterior y el ratio de cobertura se mantiene en el 134%.