Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘The Guardian’ anuncia 250 despidos para ser rentable en tres años

La empresa afronta con urgencia "un cambio radical" y confía en que las salidas sean voluntarias

ampliar foto
Katharine Viner.

El periódico británico The Guardian ha anunciado sus planes de recortar 250 puestos de trabajo, para equilibrar unas cuentas que arrojaron en el último año unas pérdidas de 58,6 millones de libras (74,7 millones de euros). En total, la plantilla del diario en Reino Unido se reducirá en un 18%, el equivalente a 310 empleos, ya que otros 60 puestos permanecerán sin cubrir porque no se renovará el contrato de sus actuales ocupantes. La compañía confía, según una información publicada en la edición online del diaro, en que todos los recortes se cubran con bajas voluntarias.

Los planes de la editora de The Guardian y The Observer, el hermano dominical del diario, incluyen la reestructuración de las partes menos rentables del negocio para tratar salir de los números rojos en tres años. Entre otras medidas, la compañía abandona el proyecto de convertir un hangar ferroviario en un espacio para eventos.

Guardian Media Group cuenta con una plantilla total de 1.960 trabajadores. Un total de 750 pertenecen al departamento editorial, donde se prescindirá de 100 trabajadores. Los otros 150 se recortarán en otras áreas del negocio. Hay 210 trabajadores fuera de Reino Unido, que no está previsto que resulten afectados. Los costes laborales del grupo suponen la mitad del coste total.

En un correo electrónico a la plantilla, la directora de The Guardian, Katherine Viner, y el director ejecutivo, David Pemsel, afirman que “el volátil ambiente de los medios” ha desencadenado “una necesidad urgente de actuación radical”. “Nuestro plan de acción tiene un objetivo: asegurar la integridad periodística y la independencia financiera de The Guardian para la perpetuidad”, añaden.

El pasado mes de enero, The Guardian presentó un plan de tres años con el objetivo de alcanzar un saneamiento de las cuentas para el ejercicio 2018-2019. Las medidas incluyen reducir un 20% los costes, que equivale a 64 millones de euros, potenciar nuevas vías de ingresos y un nuevo modelo de suscripción. La edición online de The Guardian es abierta y gratuita, y cuenta con 7,35 millones de usuarios únicos diarios. Es el segundo diario británico con más tráfico, después del Mail Online.

The Guardian está en pérdidas desde hace más de una década, pero la empresa se encuentra entre las editoras más seguras financieramente del país. Guardian Media Group cuenta con importantes ingresos procedentes del negocio de anuncios clasificados de la industria auromovilística Auto Trader. La propiedad del grupo está en manos del Scott Trust, cuyo cometido es garantizar la independencia financiera y editorial de The Guardian.

El año 2015 fue devastador para la industria de los medios de comunicación. Según explica el propio diario, “grandes empresas como Google o Facebook acaparan el mercado de la publicidad” y “el crecimiento de las empresas de telefonía móvil hace más difícil obtener beneficios económicos”.

Los ingresos por publicidad en papel en Reino Unido cayeron un 25%. El diario The Independent dejará de imprimirse en papel la semana que viene y otros grupos de periódicos también han asumido recortes en sus plantilla.

Los beneficios de los periódicos líderes del mercado, The Daily Telegraph, The Sun y The Daily Mail, han caído un 40% en la última década. Y el Financial Times, por su parte, fue vendido a finales del año pasado al grupo japonés Nikkei. Hace apenas dos semanas, sin embargo, se lanzó un nuevo periódico en papel en Reino Unido. Se trata de The New Day, propiedad de Trinity Mirror, el mayor grupo editorial del país. Es el primer diario impreso que ve la luz en el país en 30 años, tiene 40 páginas, sale a un precio inicial de 25 peniques (0,32 euros) y no cuenta con edición online.

Más información