Mango lanza una línea de ropa más barata para competir con Primark

La compañía realiza una selección de prendas "más asequibles" para "seducir" a público joven

La guerra entre las cadenas de ropa se libra cada vez más en el segmento de los precios más bajos. El éxito de firmas como la irlandesa Primark, que comercializa prendas en el segmento low cost más agresivo y que está teniendo una fuerte implantación en España, lleva a otros operadores a lanzar estrategias para evitar perder determinados segmentos de público. Es el caso de Mango: la compañía acaba de anunciar que estrenará una línea de ropa, a la que ha bautizado como #NewPrices, "a precios más asequibles para seducir al target más joven".

Mango busca su sitio entre los gigantes de la moda y quiere ampliar su público. Está luchando en varios frentes, replicando modelos de éxito o aliándose con nuevos operadores. Hace poco anunció que sus sistemas logísticos y de diseño iban a cambiar para renovar continuamente sus colecciones. Es decir, que se iban a acercar más al modelo Inditex en su funcionamiento. Ahora promocionan ropa barata para jóvenes, el público principal de Primark. También han ampliado en su cadena de tallas grandes los modelos hasta la talla 54, frente a la 52 de límite que tenían el año pasado. Y el pasado mes de noviembre, anunciaron que lanzan una tienda virtual dentro de Amazon en varios países europeos, para crecer también más rápido en el canal online.

La selección de ropa barata que lanzan ahora, dice la empresa, está disponible en sus tiendas de todo el mundo y en Internet. En las imágenes con las que acompañan este lanzamiento, las modelos llevan camisetas de 5,99 euros y faldas de 12,99 euros. Se van a festivales de música y bailan en la playa. Mango quiere ganar cuota de mercado entre los adolescentes.

"Después de anunciar una nueva estrategia de negocio basada en reforzar su apuesta por el concepto fast fashion, abasteciendo a sus tiendas cada quince días con productos de última moda y lanzando campañas publicitarias con tendencias nuevas cada mes, Mando dirige la mirada al público más joven, ofreciéndole una selección de productos de moda y calidad a un precio más ajustado", explica la propia compañía en un comunicado.

Más competencia, más agresiva

La lucha de los gigantes textiles es muy agresiva. Inditex, la propietaria de Zara es la mayor empresa textil del mundo, con 7.013 tiendas en 88 mercados. La sueca H&M dispone de 3.900 locales. Primark, la cadena irlandesa, es el operador más joven y más centrado en el segmento de precios bajos, tiene cerca de 300 locales, aunque de grandes dimensiones y con una rápida implantación en España y Reino Unido.

Mango, por su parte, terminó el 2014 (todavía no ha presentado sus cuentas de 2015) con 2.740 puntos de venta. Desde 2012 está transformándose tras revisar a la bajad sus ambiciosos objetivos de crecimiento. Lanzó nuevas cadenas (como Violeta, de tallas grandes) y está inaugurando tiendas más grandes que incluyen también líneas de ropa infantil.