Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El fiscal se opone a que se impute a Josep Borrell por el ‘caso Abengoa’

El exministro socialista es miembro del Consejo de Administración de la energética andaluza

El expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, el pasado julio. EFE

El fiscal de la Audiencia Nacional que investiga el caso Abengoa se ha opuesto a que el exministro socialista Josep Borrell, miembro del consejo de administración de la compañía energética andaluza, sea citado a declarar como imputado. El acusador, José Perals, considera que el interrogatorio de Borrell no es “pertinente” para la investigación de las indemnizaciones millonarias cobradas por los máximos directivos de Abengoa, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, por abandonar la empresa antes de que esta presentara un preconcurso de acreedores el pasado 26 de noviembre.

Perals se ha opuesto a la ampliación de la querella interpuesta por un grupo de bonistas de Abengoa por administración desleal contra el expresidente de la compañía Benjumea y contra el ex consejero delegado Sánchez Ortega, a quien se acusa también de uso de información privilegiada tras su paso al fondo de inversión Blackrock. Esta gestora adoptó posiciones bajistas con las acciones de Abengoa tras el fichaje de Sánchez Ortega.

Los bonistas pretenden que ambos directivos sean investigados también por falsedad en las cuentas y delito contra el mercado y los consumidores al entender que abandonaron Abengoa y percibieron la indemnización -11,5 millones Benjumea y 4,5 Sánchez Ortega- a sabiendas de que la situación de la sociedad era crítica. Los querellantes creen que las cuentas anuales de la energética estaban falseadas, pues en menos de seis meses la empresa pasó de tener una situación económica aparentemente sana a verse abocada al preconcurso de acreedores lastrada por una deuda de 9.000 millones.

La ampliación de la querella se dirige inicialmente contra Benjumea y Sánchez Ortega, pero añade que puede incluir también contra los miembros del Consejo de Administración. Los bonistas piden que declare como investigado –nueva denominación de los imputados- el exministro socialista Josep Borrell, que pertenece al órgano directivo de Abengoa. El fiscal se opone porque los delitos nuevos que plantean los bonistas “no guardan relación” con las indemnizaciones millonarias de los exdirigentes de la empresa. “El hecho denunciado es distinto en cada caso y, en consecuencia, la investigación también lo será”, afirma el fiscal, que recuerda que la ampliación de la querella “se fundamenta únicamente en artículos periodísticos”.