Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

China destruye más de 20 toneladas de naranjas y limones españoles

La mercancía, por valor de casi 14.000 euros, no cumplía con los requisitos marcados en el protocolo de exportación

Un grupo de operarios entierra naranjas españolas en Tianjin (China). Las autoridades consideraron que no cumplían las condiciones sanitarias mínimas REUTERS

China ha destruido más de 20 toneladas de naranjas y limones procedentes de España al no cumplir con los requisitos fitosanitarios exigidos por el gigante asiático. Se trata de más de 2.000 cajas de cítricos que llegaron este martes al puerto de Tianjin, situado en el norte del país, para ser vendidas en territorio chino y con un valor aproximado de 14.000 euros.

Según explicó el personal de la Oficina de Inspección y Cuarentena de este puerto a la agencia China News, tanto el huerto de frutales como la empresa envasadora no estaban dentro del registro oficial y el etiquetado de la remesa tampoco era el adecuado. Cuando procedieron a abrir las cajas, los inspectores se dieron cuenta de que la fruta no había seguido el tratamiento de frío exigido en el protocolo para la exportación de cítricos de España a China que se firmó en 2005.

Las naranjas y limones de España que China ha destruido en el momento en el que son descargadas de un camión

"Para prevenir y controlar de forma eficiente que se produzca un brote de mosca mediterránea de la fruta (Ceratitis capitata), aunque provenga de áreas libres de plagas, China exige que los cítricos estén sujetos a un tratamiento en frío", aseguró uno de los inspectores, que no especificó si se habían hallado indicios de alguna plaga. Sin embargo, los técnicos —vestidos con trajes especiales— enterraron las frutas en un hoyo con cal viva para prevenir cualquier brote.

La Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (AQSIQ) es muy exigente con las condiciones para la importación de productos alimentarios, especialmente después de que China haya sido víctima de graves escándalos relacionados con la seguridad alimentaria que provocaron las protestas de los consumidores. La gran mayoría de estos episodios, sin embargo, han ocurrido por las malas prácticas de empresas chinas y el vago cumplimiento de la ley en este ámbito en el país, mientras que raramente han salpicado a las extranjeras.

En 2015, España exportó naranjas y limones a China por valor de casi 3,4 millones de euros, casi el triple del importe que vendió en 2014.

Más información