Selecciona Edición
Iniciar sesión

El petróleo baja de los 40 dólares y las Bolsas europeas caen con fuerza

La OPEP revisa a la baja su proyección de demanda para este año y los mercados europeos caen

Plataforma de procesamiento de gas y petróleo de Statoil en Stavanger (Noruega). REUTERS

El mercado petrolero aborta la recuperación de las últimas semanas. Tras recuperar el nivel de los 40 dólares por barril, perdido en diciembre del año pasado, la referencia europea, el brent, se deja casi un 4% en las dos últimas jornadas y vuelve a bajar de esta barrera psicológica. A última hora de la tarde de este martes cotizaba a 38,86 dólares por barril, mientras que el viernes cerró en 40,4 dólares. Este descenso se produce después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) proyectase una demanda en 2016 inferior a la anteriormente prevista y de que Irán dejara este domingo la ambigüedad y reafirmara el objetivo de elevar la producción este año.

Las Bolsas europeas se contagiaron hoy del ritmo bajista de las materias primas, dejaron atrás las subidas que había alimentado la bajada de tipos del BCE y terminaron la sesión en rojo. En España, el Ibex 35 se apuntó la peor evolución entre las grandes plazas europeas, con una bajada del 1,69%, especialmente por la recogida de beneficios que llevaron a cabo muchos inversores. Los valores bancarios fueron los más castigados, los mismos que subieron con fuerza desde el jueves por los nuevos estímulos aprobados por el BCE. El Ibex no logra remontar por encima de los 9.000 puntos y se quedó en 8.988 enteros. No fue una excepción. También Milán registró caídas importantes, con un cierre del -1,14%. París se dejó el 0,75% y Fráncfort, el 0,56%.

Los inversores y analistas tienen la vista puesta en la reunión de la Reserva Federal, que comenzó hoy, pero se alarga hasta mañana, cuando se tomará la decisión importante: si los tipos de interés se quedan como están o vuelven a subir. Sin embargo, el mercado ya da por seguro que no tocarán de nuevo el precio del dinero. Y esto, a pesar de que el banco central estadounidense puso fin a una era de estímulos y elevó los tipos en diciembre de 2015, y dijo que seguiría subiéndolos progresivamente. Sin embargo, la economía estadounidense ha dado algunas muestras de debilidad en los últimos meses, que sumados al miedo a un nuevo frenazo mundial han extendido la idea de que es necesario que la Fed sea cauta a la hora de seguir tocando los tipos.

La rentabilidad de los bonos de empresas, a la baja por el BCE

El plan de estímulo lanzado por el Banco Central Europeo incluye la compra de bonos corporativos que tengan el grado de inversión, es decir, que no estén considerados bonos basura.

La perspectiva de compra por parte del organismo y la seguridad que eso otorga a estas inversiones hicieron este martes que su rentabilidad —según el índice que elabora Bloomberg con grandes emisiones de empresas europeas a cinco años— se colocara en mínimos de hace casi un año.

Si la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, decide mantener los porcentajes intactos (ahora en el 0,25%), no se discutirá una nueva subida hasta la siguiente reunión, prevista en abril o podría esperar a junio. En abril, la cita de la Fed no tiene rueda de prensa de Yellen, lo que impediría explicar su decisión. En junio el problema puede ser la cercanía de las convenciones nacionales de los republicanos y demócratas (donde se eligen los candidatos para las elecciones de noviembre), ya que la decisión de la Reserva Federal podría convertirse en centro del debate y animar al populismo.

Nueva subida del petróleo

La semana pasada, sendos informes de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y del banco de inversión Goldman Sachs en los que se dejaba entrever que el precio del crudo podría estar tocando suelo y el mercado podría estar "viendo la luz al final del túnel" alimentaron la esperanza de los inversores y de los productores de petróleo. Sin embargo, la rebaja en la última previsión de demanda mundial de crudo del cartel de la OPEP ha sido un jarro de agua fría. La organización también remarca la resistencia de los países a los precios bajos, en contraposición con lo que afirmado por la AIE y Goldman Sachs.

"Se ha producido una reducción de costes de producción, sobre todo en Estados Unidos, así como un aumento de las coberturas. Ante la disyuntiva entre parar la producción o bombear con pérdidas, han optado por lo segundo", subraya el informe de la OPEP. En sus nuevas proyecciones, el cartel sostiene que la demanda de petróleo de los países que pertenecen a la organización ascenderá a 31,52 millones de barriles diarios, cifra inferior en 90.000 barriles a la hecha pública en febrero y superior en más de 700.000 barriles a la producción actual del cartel.

Los analistas, además, advierten que futuros incrementos del precio del petróleo pueden estar limitados por la reincorporación al mercado de explotaciones que usan la técnica de la fractura hidráulica. "Hay un límite, digamos de 50 dólares por barril, que tiene que ver con el precio al que los productores de fracking, con costes más altos pero muy flexibles, pueden volver al mercado", indicó la economista jefe de la OCDE, Catherine Mann, en una entrevista con Bloomberg TV.

Irán descarta congelar la producción

En la cotización del petróleo pesan también las últimas declaraciones del ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh, quien descartó de plano que Irán vaya a sumarse a un acuerdo para congelar la oferta. Zanganeh precisó que eso sólo será posible cuando Irán alcance una producción de cuatro millones de barriles diarios, un millón más de los que ahora extrae.

El ministro iraní añadió que las exportaciones de petróleo de Irán deberían llegar a 2 millones de barriles diarios esta semana, frente a los 1,75 millones de un mes atrás, aprovechando el levantamiento de las sanciones occidentales por su programa nuclear. 

Los productores de dentro y fuera de la OPEP podrían reunirse a mediados de abril en Doha para discutir un plan para congelar los niveles de producción buscando apuntalar los precios, dijeron el lunes a Reuters tres fuentes del grupo exportador. Rusia, Arabia Saudí, Qatar y Venezuela ya suscribieron un acuerdo inicial en ese sentido en febrero.