Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los aeropuertos españoles disparan su tráfico por los bajos precios y la seguridad

La inestabilidad en otros destinos turísticos del Mediterráneo sumada a la bajada del precio del petróleo impulsa las visitas a España en invierno

Vista de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez EFE

Los aeropuertos españoles han disparado el número pasajeros en febrero, tras un enero también con cifras récord desde 2008. La red de AENA registró 13,3 millones de pasajeros el mes pasado, lo que supone un alza del 16,3% con respecto al mismo mes de 2015. "Este crecimiento se ha visto favorecido por dos factores: la situación actual del bajo precio del combustible y la inestabilidad en los principales destinos turísticos en el Mediterráneo", señala el Ministerio de Fomento. La mejora de las cifras se produce tanto entre los pasajeros internacionales (crecen el 16,3%) como en los vuelos nacionales (16,1%).

La sensación de seguridad, sumada a las buenas infraestructuras y sobre todo el clima son las palancas que están impulsando los viajes a España con fuerza también en 2016, y que llevan a batir récord tras récord el número de visitantes. En los aeropuertos se acelera la llegada de viajeros y las cifras se acercan a los máximos de pasajeros de 2008. Además, las compañías —especialmente las de bajo coste— están lanzando ofertas desde hace semanas, con baterías de billetes en oferta gracias a los menores costes del combustible, que comienzan a repercutir en los pasajes.

Por destinos, el aeropuerto de Madrid sigue siendo el más transitado de España, con 3,46 millones de viajeros en febrero, el 15,6% más. Sin embrago, el de la capital no es el aumento más espectacular: Barcelona, con 2,67 millones de usuarios, crece el 20,4%. Y casi todos los destinos con oferta turística de sol y playa ven subir vertiginosamente sus tráficos en pleno invierno. Gran Canaria tuvo en febrero 1,03 millones de pasajeros (13,4% más), Tenerife Sur, 869.061 viajeros (12,2%); Málaga-Costa del Sol, 794.722 viajeros (17,8%), y Palma de Mallorca, 709.046 pasajeros (13,3%).

ampliar foto
Pasajeros en febrero de los mayores aeropuertos de España

Los aeropuertos que no remontan

Pese a que las cifras globales y de muchos aeropuertos arrojan fuertes ascensos, hay algunas instalaciones que siguen de capa caída. Entre los de mayor tamaño, el más golpeado es el de Reus, con un 29,5% menos pasajeros, hasta los 5.561. En Badajoz cae el tráfico el 56,6%. Tuvo 991 pasajeros. Zaragoza pierde un 8,9% de los usuarios, hasta los 27.089 viajeros.

A partir de ahí, hay algunas bajadas muy espectaculares, pero con tráficos tan bajos que es casi un efecto estadístico. Por ejemplo, Burgos perdió el 76% de sus clientes con respecto a 2015. Tuvo en total 189 viajeros. Pero en estos casos de tráficos tan limitados, solo con la diferencia de tener o no, por ejemplo, dos vuelos chárter de una agencia de viajes puede dar un vuelco a todas las cifras. Vitoria, por ejemplo, vio aumentar sus usuarios un 48,8%, aunque solo registró 668 viajeros.

Crece más el pasaje que los vuelos

En febrero, según las cifras de AENA, el número de viajeros crece a mayor ritmo que el de las operaciones. Eso significa que cada avión tiene mayor grado de ocupación, lo que impacta positivamente en la cuenta de las aerolíneas. En concreto, en febrero se registraron en los aeropuertos de la red de AENA un total de 127.826 movimientos, un 10,6% más que en el mismo mes de 2015. Por lo que al tráfico de mercancías se refiere, en febrero se han transportado 61.233 toneladas de carga, un 12,8% más que en el mismo mes de 2015.