Selecciona Edición
Iniciar sesión

La empresa y los mineros de Aguablanca pactan aplazar el ERE

Río Narcea, que anunció el cierre del yacimiento, acepta ampliar el expediente temporal

Mineros de la mina de níquel de Aguablanca, durante su encierro para protestar por el cierre EL PAIS

Una tregua para los mineros de Aguablanca. Río Narcea, la empresa que explota el yacimiento de Monesterio (Badajoz), y sus trabajadores han acordado aplazar al 30 de junio el ERE que afectaba a sus 163 trabajadores directos. La empresa aceptó negociar la propuesta presentada el pasado lunes por el Ministerio de Industria y los Gobiernos extremeño y andaluz con la que ganar tiempo para encontrar a otra compañía que se ponga al frente de la mina. Río Narcea anunció a principios de febrero el cese de la actividad debido a la caída de los precios del metal. El cierre de la mina afecta a unos 400 trabajadores.

La filial de la canadiense Lundin Mining ha acordado con la plantilla, tras dos días de intensas negociaciones, prolongar hasta el 30 de junio el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que puso en marcha en septiembre y que afecta a un centenar de empleados. Pasado ese tiempo y si las Administraciones no encuentran sustituto, Río Narcea hará efectivo los despidos. La propuesta de las tres Administraciones buscaba conseguir un poco de oxígeno no solo para encontrar a otra compañía que quiera hacerse con los derechos de explotación de este yacimiento de níquel y cobre sino también para ver cómo evoluciona el mercado de los metales y para obtener el permiso del Ministerio de Medio Ambiente para comenzar el proyecto de extracción en galería. "Nuestra propuesta era una prórroga de seis meses, pero la empresa solo ha aceptado llegar a finales de junio", señala el consejero extremeño de Economía, José Luis Navarro.

Para alcanzar esta prórroga, ambas partes han acordado ampliar en una veintena el número de empleados afectados por el ERTE, un centenar hasta el momento, en las mismas condiciones, según el secretario general de la Federación de Industria de CC OO en Extremadura, Saturnino Lagar. Sobre el ERE, cuyo proceso de negociación finalizaba este sábado, se ha acordado la "máxima" indemnización que permite la legislación, en concreto, 45 días por año trabajado hasta 2012 y 33 días en el caso de las siguientes anualidades.

Ante este acuerdo, CC OO y UGT han pedido en un comunicado a las Administraciones que cumplan sus "compromisos". Por un lado, la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental para poder seguir explorando la mina y, por el otro, encontrar a una empresa que se ponga al frente de la mina. En cuanto al interés de otra compañía por explotar el yacimiento, el consejero extremeño señala que ha habido comunicaciones pero ninguna de importancia. "Estamos trabajando en ello", mantiene. "Seguiremos luchando para que la mina no se cierre", asegura el presidente del comité de empresa, Eloy Sánchez.

Tras finalizar en 2015 la explotación a cielo abierto, Río Narcea pretendía alargar hasta 2019 su actividad en la comarca trabajando el subsuelo. Tras acordar en septiembre con los trabajadores un ERTE hasta conseguir el permiso del ministerio para retomar la actividad, la empresa anunció en febrero el cierre de la mina ya que la "continuada" caída del precio de los metales hacía "inviable" el proyecto de extracción en galería. Ubicada en el municipio pacense pero pegada a la frontera andaluza, la mina cuenta con unas reservas de 3,4 millones de reserva.