Selecciona Edición
Iniciar sesión

El IPC baja el 0,8% en febrero. ¿Qué alimentos se abaratan más?

La gasolina y los productos de alimentación tiran con fuerza a la baja de los precios en España entre 2015 y 2016

Precios de verduras y hortalizas en el mercado Central de Valencia EFE

Los precios bajaron el 0,8% en España en febrero con respecto al mismo mes de 2015. El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado hoy las cifras que avanzó hace unas semanas. La bajada del Índice de Precios de Consumo (el IPC) llegó sobre todo de la mano de los carburantes, que siguen cayendo ante los costes más bajos del barril de petróleo, y de los alimentos. En este último capítulo, destaca la menor subida de algunos productos con respecto al año anterior, como legumbres o frutas, según destaca el instituto de estadística.

La influencia de los alimentos y los carburantes tiene tanto peso en los gastos españoles que si se mira la inflación subyacente, es decir, el indicador general sin la comida ni los productos energéticos, en lugar de bajar el 0,8%, los precios se elevan en febrero el 1% con respecto a 2015. Es una décima más que el mes anterior.

La bajada de precios entre enero y febrero, del 0,4%, es la mayor para ese periodo del año desde 1970

Por cambio intermensual (es decir, entre enero y febrero), los precios en España bajaron un 0,4%, frente al 0,3% avanzado por el INE. Registraron así su mayor descenso para el segundo mes del año de toda la serie histórica del INE (que arranca en 2002). Según apunta Europa Press, es en realidad su mayor retroceso entre esos dos meses que se registra desde 1970, cuando también disminuyeron un 0,4%.

¿Qué sube y qué baja este año en la cesta de la compra?

El capítulo de alimentos y bebidas no alcohólicas destaca con fuerza en febrero. La lista que mide el INE es muy larga. Los alimentos sin elaboración son los que más bajan si se comparan las estadísticas de 2015 con las de 2016. No todos los productos ponderan por igual en la lista, y algunos básicos y habituales en la cesta de la compra tienen caídas importantes, lo que empuja hacia abajo la estadística.

Por ejemplo, las legumbres y hortalizas frescas son el 9,8% más baratas que en febrero de 2015. La carne de porcino vale el 2,1% menos. El cordero baja el 1,9%. La leche cae el 3,7% y los huevos, el 0,8%.

No todo es más barato a la hora de llenar el carro. Por mayores aumentos de coste, sobresale en especial el aceite, con una subida interanual del 20,7%. Las patatas y sus preparados suben el 14,8%. El pescado fresco sube el 6,9% interanual, aunque está frenando sus precios, ya que si en lugar de mirarse la comparación entre febrero de los dos años, se miran los precios de enero a febrero, baja el 6,1%.

Este detalle es importante: las subidas y bajadas de los alimentos son muy diferentes si se compara febrero en ambos años o se miran los cambios entre enero y febrero. En este segundo caso, quienes fueran al supermercado el mes pasado encontrarían costes más bajos (entre dos y cinco décimas) también en el pollo, los moluscos o el café y el cacao.

La energía, clave en el IPC

Al margen de los alimentos, es la energía lo que más influye en esa caída interanual del 0,8% en el IPC. Por ejemplo, entre febrero de 2015 y febrero de 2016, la calefacción, alumbrado y distribución de agua es el 12,4% más barato. El transporte personal desciende un 4,2%, también influido por los menores precios de la gasolina. Y el transporte público interurbano reduce su coste el 1,4%.

"Los precios de los productos energéticos registraron en febrero una tasa interanual del -14,1%, inferior en casi cuatro puntos a la de enero (-10,3%). Esta caída se debe tanto a la electricidad, cuya tasa ha disminuido un 14,2%, (13% en enero), como a la partida de combustibles y carburantes, que ha intensificado el ritmo de descenso cinco puntos, hasta el -14,2%, en línea con la evolución de los precios del crudo. No obstante, esta última tasa refleja asimismo un efecto base significativo, pues los precios de los carburantes aumentaron en febrero de 2015 el 5,2% respecto a enero de ese mismo año", explica el Ministerio de Economía en un comunicado.

Las bajadas de precios por autonomías

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuyó en febrero en todas las autonomías. Pero con bastantes diferencias. Mientras que las caídas más modestas se registraron en Cataluña y País Vasco (-0,5% ambas), seguidas de Baleares (-0,6%) o Navarra (-0,7%), otras se colocaron muy por encima de la media. En Castilla-La Mancha los precios interanuales bajaron el 1,4%.