Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El ‘número dos’ de Méndez se suma a la lista de Cilleros

Toni Ferrer optará a continuar como secretario de Acción Sindical apoyando la opción del líder del transporte

Quien ha sido hasta ahora secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, seguirá en ese puesto si Miguel Ángel Cilleros se impone hoy en el XLII Congreso y se convierte en sucesor de Cándido Méndez. El movimiento supone un gesto contundente del entorno de Méndez en apoyo al ahora líder del sector de transporte procedente en su pugna frente a Josep Maria Álvarez por el noveno secretario general en la historia del sindicato. Este último, por su parte, cuenta con Rafael Espartero, de servicios públicos, como secretario de Organización.

Toni Ferrer, secretario de Acción sindical saliente de UGT, tenía desde hace semanas una oferta del secretario general del transporte y uno de los tres aspirantes a liderar la confederación desde hace semanas para tratar de continuar en el cargo. Finalmente, Ferrer ha dicho sí a Miguel Ángel Cilleros. Y hoy formará parte de la lista que este último presentará para la Comisión Ejecutiva Confederal, si como todo parece indicar logra el 25% de avales de los delegados, y para desempeñar las mismas funciones, según apuntan fuentes cercanas al aún secretario de Acción Sindical.

La integración de Ferrer, responsable desde 1995 de este departamento clave en una central de trabajadores, es otra muestra de apoyo por parte de la actual dirección del sindicato al líder del transporte frente a la de Josep Maria Álvarez, secretario general de UGT en Cataluña. También las críticas en los últimos días de Méndez al derecho a decidir, inéditas en su contundencia, suponen un intento de minar las opciones de Álvarez, ya que este se ha mostrado partidario de este derecho en Cataluña.

Toni Ferrer, trabajador de Iberdrola de 61 años, es un figura muy respetada dentro y fuera del sindicato. No es difícil oír buenas palabras sobre él entre los políticos, dirigentes patronales o sindicalistas de CC OO con los que se sienta en las mesas de negociación. En las últimas dos décadas ha sido el principal negociador de UGT en los acuerdos laborales, de pensiones y de negociación colectiva. También ha sido, junto a Méndez, el portavoz habitual del sindicato ante la prensa.

Crítico con la reorganización

A pesar de su cercanía a Méndez, Ferrer, de la federación química, ha sido una voz crítica en la ejecutiva confederal con la nueva estructura que saldrá del XLII congreso y que reducirá el número de federaciones de seis a tres. En el comité que aprobó la nueva estructura y el proceso que iba a llevar a ella celebrado en noviembre se abstuvo.

En la candidatura de Cilleros, el otro puesto clave, el de la secretaría de Organización, lo ocupará Manuel Giménez, procedente de la federación del metal (MCA) en Andalucía. Este fichaje es una baja en el apoyo que MCA da a la candidatura de Álvarez y que ayer mismo daba José Bernabé, un dirigente destacado de esta federación, que hablaba de una posible victoria de esta opción.

En la candidatura de Álvarez, todavía no han trascendido muchos nombres. Lo más conocido es que Rafael Espartero, ahora secretario de Organización de la Federación de Servicios Públicos, ocuparía ese mismo puesto en la Comisión Ejecutiva Confederal que propone Álvarez. El pasado martes por la noche en el entorno de esta candidatura se afirmaba que el puesto clave de Acción Sindical lo ocuparía una mujer, sin dar su nombre.