Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

¿Qué significa que el BCE fije los tipos en el 0%?

La munición puesta en marcha por Draghi afectará al euro y elevará la liquidez

La debilidad de la recuperación económica en el conjunto de la Unión y la flacidez de los precios, que no terminan de despejar, han llevado al Banco central Europeo (BCE) a ampliar el arsenal de medidas no convencionales para insuflar más oxígeno al sistema. Mario Draghi, gobernador del banco de bancos europeo, ha anunciado este jueves que rebajará los tipos de interés al 0%, desde el 0,05% actual. También reducirá aún más la facilidad de depósito, que pasará a ser del -0,40%, y pondrá en marcha dos nuevas subastas de liquidez (LTRO). La jerga premeditadamente compleja del sistema financiero dificulta la comprensión de todas estas medidas. ¿Qué significan y cómo pueden afectarle?

Tipos al 0%. Al dejar los tipos en ese nivel, el BCE no exigirá ninguna recompensa por prestar dinero a los bancos que se lo pidan. La intención es inyectar más liquidez en la economía real para estimular los precios. El mandato del BCE es claro y conciso mantener los precios "por debajo pero cerca" del 2% y actualmente están lejos de ese objetivo. El pasado febrero cayeron un 0,2%. La reacción más inmediata de la rebaja del 0,05% al 0% es un descenso del valor del euro, algo que se deberá confirmar en los próximos días porque este jueves, sorprendentemente, rebotó tras el anuncio de Draghi. La bajada de los tipos oficiales, además, afectan indirectamente al euríbor a 12 meses, el indicador de referencia para el cálculo de la mayoría de hipotecas y el precio al que los bancos se prestan entre sí. 

¿Qué es la facilidad de depósito? Es el tipo de interés que el BCE aplica a la liquidez que las entidades financieras depositan en el BCE. El superbanco pagaba, hasta hace dos años, intereses a los bancos que decidían depositar dinero en sus arcas. Pero durante lo peor de la crisis las principales entidades financieras decidieron guardar sus recursos en el zurrón seguro del BCE, lo que restringió la liquidez y acentuó la recesión. En junio de 2014, sin embargo, el BCE puso por primera vez tasas negativas en la facilidad de depósito. Es decir, empezó a cobrar a los bancos que quisieran guardar su dinero en lugar de ponerlo en circulación. En septiembre de ese mismo año el Eurobanco redobló hasta el -0,2% el castigo al dinero depositado por los bancos. Este jueves Draghi ha dado una nueva vuelta rueda de tuerca al rebajarlos hasta el -0,4%. Con esta decidión, el BCE encarece aún más la tasa que cobra por guardar el dinero a los bancos lo que incentiva a que estos muevan su dinero a la economía real.

¿Qué son las subastas de liquidez? Ha sorprendido que Draghi haya abierto de nuevo la barra libre. Estas subastas, denominadas LTRO (Long-term Refinancing Operation) son los mecanismos más convencionales de los aprobados por el italiano. Desde que estalló la crisis se han producido un puñado de estas megasubastas que tienen por objetivo sustituir temporalmente el mercado interbancario (el mercado en el que se prestan los bancos entre sí). En la práctica supone que Draghi ha encendido de nuevo la maquina de imprimir billetes. Y presta dinero gratis a los bancos. Esta decisión es un bálsamo para las entidades con más problemas como las portuguesas o las italianas y sirve tanto de cortafuego para que los problemas de estos bancos no se extiendan como de paños calientes para compensar el coste de la facilidad de depósito.

¿Cómo le afectarán las medidas? Las consecuencias mas inmediatas de este paquete de medidas adoptadas por el BCE es que subirá el nivel freático de la liquidez. Lo que presionará al euríbor y al euro a la baja.

Hipotecas más baratas. Si el euríbor a 12 meses —el principal índice de referencia para las hipotecas— sigue bajando, las cuotas mensuales de las hipotecas ya constituidas, cuando se revisen, serán más baratas para los consumidores. Aunque como este índice ya ronda el terreno negativo es probable que su impacto sea limitado. El euríbor cerró febrero con una tasa negativa del -0,024%, lo que supone un nuevo mínimo histórico. El promedio del pasado mes se quedará en el -0,008%, la primera media mensual negativa de este tipo de interés a este plazo.

Más crédito disponible. Las medidas de Draghi están encaminadas a aumentar la liquidez del mercado. La rebaja de la facilidad de depósitos incentiva a los bancos a que presten dinero. De esta forma los bancos en vez de pagar por dejar su dinero estancado a buen recaudo en el BCE tendrán el estímulo de prestarlo y obtener una rentabilidad. Los bancos deberían flexibilizar los créditos a particulares y familias siempre que la confianza sobre la economía no se trunque.

Más fácil exportar más caro importar. La bajada de los tipos de interés presionará al euro a la baja. La primera consecuencia es que hará los productos europeos más competitivos porque serán más baratos para el resto del mundo y por tanto servirá para espolear las exportaciones. En el lado contrario, las importaciones se encarecerán por la debilidad del euro.

Más información