Selecciona Edición
Iniciar sesión

Bankia avisa de que los bajos tipos pueden afectar al crédito

José Sevilla: “Es importante que la banca tenga un nivel suficiente de rentabilidad”

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, subrayó ayer, en el Foro Forinvest celebrado en Valencia, que los bajos tipos de interés están hundiendo la rentabilidad de la banca, colocándola en una situación en la que podrían frenar la concesión de crédito.

“Cabe preguntarse por qué es importante que los bancos tengan un nivel suficiente de rentabilidad. Para seguir dando crédito, necesitan cumplir un ratio de capital o de recursos propios mínimos, que, simplificando, es una parte de los créditos totales”. Así, para que aumente el crédito, los bancos tienen que incrementar sus recursos propios, algo que solo pueden hacer reteniendo beneficios o captando capital. Y eso es una cosa que no consiguen si no dan dividendos.

“Si los bancos no son capaces de generar los beneficios necesarios, se compromete su objeto social: otorgar crédito, con las consecuencias que ya hemos visto en años anteriores”, añadió Sevilla, para explicar este círculo vicioso.

Según explicó, ahora la rentabilidad sobre recursos propios media de la banca española está en el 5%, “muy por debajo de su coste de capital, cercano al 10%, y en el futuro puede ser todavía inferior como resultado de los bajos tipos de interés”.

Este entorno aboca, en opinión del ejecutivo de Bankia, “al importante desafío” de incrementar esa rentabilidad, “lo que nos lleva a ser más eficientes, es decir, optimizar los costes de explotación”.

Y con este panorama, tan poco tranquilizador para el sector, concluyó Sevilla que “en función de la situación, cada entidad debe valorar la necesidad de operaciones de concentración, fusiones, que permitan alcanzar nuevas sinergias de costes”, apuntó en el discurso de inauguración.

Posteriormente, tras su intervención, ante las preguntas de los medios, el número dos de Bankia añadió que creía “razonable que hubiera movimientos en el sector de cara a fusiones”, aunque aclaró que su entidad estará fuera de cualquier quiniela por las imposiciones de Bruselas.

Referencias en negativo

Para explicar la situación de los tipos de interés, recordó un dato: “En la actualidad, un 40% aproximadamente de la deuda pública europea ofrece rentabilidades negativas y todas las referencias del euribor están también en negativo”. Un claro problema para los bancos y las aseguradoras.

Además de este asunto, la banca tiene otros retos “que nos alejan de la complacencia, como el entorno normativo cada vez más exigente; el avance tecnológico y la irrupción de nuevos competidores en el sector y la necesidad de mejorar la reputación”. Las exigencias de capital son otro elemento “que encarece el coste de la financiación y reduce la rentabilidad”, advirtió.

En lado positivo, los grandes ganadores de esta situación, según Bankia, son las empresas que ven cómo se abaratan los créditos, con lo que es fácil aumentar la inversión industrial.

Pese a los retos, Sevilla recordó que la banca española ha hecho sus deberes en saneamiento, refuerzo de la solvencia y restructuración, lo que ahora tienen pendiente otros países como Italia y Portugal.