Inditex dispara sus ventas hasta los 20.900 millones y gana el 15% más

La compañía propietaria de Zara registra un beneficio neto de 2.875 millones y repartirá 37,4 millones de euros entre la plantilla como nuevo 'bonus' por mejorar el resultado

Pablo Isla, presidente de Zara, durante la presentación de resultados de la compañía. Foto: Óscar Corral / EL PAÍS VÍDEO

Inditex, la compañía textil más grande del mundo, registró ventas el año pasado por valor de 20.900 millones de euros. Significa un crecimiento del 15,4% con respecto al año anterior, y la mayor subida registrada en la facturación del grupo desde 2012. La empresa española, dueña de marcas como Zara o Massimo Dutti, registró en total un beneficio neto de 2.875 millones, un 15% por encima de 2014. La acogida de los resultados por parte de los inversores ha sido buena: el título de Inditex ha subido en Bolsa un 1,73%.

El grupo cumple con las previsiones de los analistas de Bolsa, que ya auguraban que superaría por primera vez los 20.000 millones de euros en ingresos. La multinacional española ha realizado 330 aperturas netas en 56 países, hasta terminar el ejercicio con 7.013 tiendas en 88 mercados distintos. Ha generado 15.800 nuevos puestos de trabajo, por lo que su plantilla ha pasado de 137.054 personas a 152.854 personas en todo el mundo.

"Destaca la generación de empleo en España, donde se han creado 4.120 nuevos puestos de trabajo", ha subrayado la compañía. Las ventas en este país, su mayor mercado por número de tiendas, suponen ahora solo el 17% del total, frente al 19% del 2014. Se han elevado un 8% este año, hasta rondar los 4.000 millones de euros. 

La subida de la facturación y las ventas del grupo son las más altas desde 2012

Durante el pasado ejercicio (entre el 1 de febrero de 2015 y el 31 de enero de 2016), la compañía propietaria de Zara ha invertido 1.518 millones de euros en tiendas, tecnología, plantas logísticas, etc. La empresa ha insistido en un comunicado en la importancia de su aportación a España. El ‘efecto sede’ del grupo, explican, repercute de forma indirecta "en toda la industria auxiliar en España, donde Inditex cuenta con más de 7.500 proveedores que generan unos 50.000 empleos indirectos, y que en 2015 han facturado a Inditex 4.100 millones de euros". La compañía, además de la sede central de Inditex en España y la mayor red de tiendas de la compañía, tiene los centros logísticos y los centros de diseño en España.

Subida de las retribuciones

La compañía ha publicado también las retribuciones de su consejo de administración durante el pasado ejercicio. El presidente de la empresa, Pablo Isla, ganó 12,17 millones de euros, un 53% más que el año anterior, gracias a la liquidación de una retribución variable a largo plazo por importe de 5,5 millones de euros, que se abonará en mayo. La remuneración del conjunto del consejo fue de 13,939 millones, un 47% más que el año anterior, principalmente por el citado bonus de Pablo Isla.

El presidente de Inditex se sitúa como uno de los ejecutivos españoles que mayor remuneración recibió en 2015, por detrás de Ángel Cano (BBVA) y Juan Béjar (FCC), que recibieron fuertes compensaciones por su cese, y de Carlos Torres (BBVA), que ganó 13,67 millones entre sueldo, acciones y aportación a su pensión.

Para este año, Isla recibirá 3,25 millones de retribución fija y una paga variable anual de un máximo de 3,9 millones en caso de cumplimiento de objetivos. El consejo de Inditex acaba de aprobar, además, otro plan de retribución a largo plazo con una duración total de cuatro años. Este incentivo, vinculado a objetivos, será de 8,81 millones para Isla en un escenario de cumplimiento normal de los objetivos, pero puede llegar a 16,5 millones (4,1 millones anuales) en caso de sobre cumplimiento de los objetivos. Un 60% del incentivo se liquidará en acciones y un 40%, en metálico. El presidente de Inditex se compromete a mantener las acciones dos años y a devolver el bonus en ciertos supuestos sobrevenidos, como que Inditex entre en pérdidas.

Nuevo 'bonus' para la plantilla y más dividendo

Inditex pagará por primera vez a sus empleados un nuevo bonus a cuenta del crecimiento de los resultados que ha registrado. El plan de incentivos, que anunció en 2014 el presidente de la empresa, Pablo Isla, consiste en distribuir entre la plantilla con cierta antigüedad el 10% del incremento de beneficios que registren entre dos ejercicios. Así, la compañía ha confirmado que repartirá "en abril 37,4 millones de euros –el equivalente al 10% del incremento del beneficio del Grupo respecto a 2014–, entre aproximadamente 78.000 personas de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales que tengan más de dos años de antigüedad el día 31 de marzo de 2016".

Significa que, si todos los empleados fueran trabajadores a tiempo completo, recibirían de media cerca de 480 euros por trabajador. Sin embargo, en la rueda de prensa de presentación de resultados, Pablo Isla ha señalado que la paga no es uniforme en todo el mundo y que está vinculada a las escalas salariales de cada país, por lo que en España, por ejemplo, cada empelado recibirá 560 euros. A este plan de incentivos, ha recordado la firma textil, se unirán los 500 millones que ya paga en concepto de comisiones de venta, pagas variables, e incentivos, "ligados todos ellos a objetivos concretos".

En cuanto a los accionistas, la compañía ha decidido retribuirles con un dividendo de 0,60 euros por acción, con un incremento del 15,4%, que se compone de un dividendo ordinario de 0,46 euros por acción y de un dividendo extraordinario de 0,14 euros por acción. De esta cantidad, 0,30 euros por acción serán pagaderos el 2 de mayo de 2016 en concepto de dividendo ordinario a cuenta, y 0,30 euros más el 2 de noviembre de 2016, como complementario y extraordinario.

Sin deudas y con 'hucha' llena

El resultado operativo (EBITDA) también aumento un 15%, hasta 4.699 millones de euros. La empresa no solo ha crecido gracias a sus nuevas aperturas, y las ventas en tiendas comparables crecieron un 8,5%, frente al 5% del ejercicio anterior, "con crecimientos positivos en todas las áreas geográficas y en todas las cadenas", ha señalado el grupo al regulador bursátil esta mañana.

La empresa termina el año, una vez más, con la caja llena y una deuda prácticamente simbólica. Así, tiene 4.226 millones en efectivo y otros activos líquidos y otros 1.086 millones en inversiones financieras temporales. Su posición financiera neta es en total de 5.300 millones, casi 1.300 millones por encima del 2014, en lo que supone un récord para la compañía y entre las empresas españolas. Su deuda financiera, entre corriente y no corriente, se limita a 11 millones de euros en total.

La compañía trabaja con ocho cadenas de ropa distintas y ha explicado que en 2015 todos mejoraron sus ventas. La que más creció fue Zara Home, que elevó su facturación el 21,5%, en buena medida gracias a las nuevas aperturas en la cadena, que incrementó su superficie de venta un 19%. Le siguió Zara, la marca que más negocio aporta al grupo, y que mejoró la facturación un 17,5% el año pasado. El menor avance fue el de Massimo Dutti, con un 6,5% más de ventas.

Fuerte arranque en 2016

La empresa, que cerró el ejercicio en enero, ha avanzado también la marcha del inicio de este nuevo ejercicio 2016. "Las ventas en tienda a tipo de cambio constante ajustadas por el efecto calendario debido al año bisiesto han crecido un 15% entre el 1 de febrero y el 7 de marzo de 2016", ha explicado. La campaña Primavera-Verano, ha recordado, "viene influenciada por el desempeño durante la Semana Santa, debido al importante volumen de ventas que tienen lugar alrededor de dicho período".

Este año espera abrir entre 400-460 tiendas y cerrar (por su traslado a locales mayores) entre 100-120 unidades pequeñas en tiendas cercanas. "Aproximadamente el 70% de dichas aperturas han sido aseguradas contractualmente, si bien en algunos casos no es posible garantizar que la apertura se producirá dentro del ejercicio 2016", dice la compañía. Espera abrir tiendas en cinco nuevos mercados: Vietnam, Nueva Zelanda, Paraguay, Aruba y Nicaragua. En la conferencia con analistas, Pablo Isla ha señalado que ahora se centran sobre todo en buscar locales muy destacados para sus tiendas, de manera que el crecimiento sea cuidado y estratégico. "Continuaremos abriendo locales de manera significativa y buscando locales prime en las mejores zonas, combinado con nuestro crecimiento online", ha resumido.

Amancio Ortega recibirá más de 1.100 millones de euros

Según la propuesta de dividendo que el consejo llevará ante los accionistas, de 0,60 euros por título, el primer propietario del grupo, el fundador Amancio Ortega, recibirá 1.108,8 millones de euros este año a cuenta del ejercicio. Ortega es propietario del 59,29% de las acciones de la compañía, es decir, de un paquete de 1.848 millones de títulos.

Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera (la que fuera la primera esposa del empresario y cofundadora de Inditex), controla otra 5,05% de Inditex, es decir, 157,4 millones de acciones. Así, con 0,60 euros de dividendo, le corresponderán a cuenta del 2016 cerca de 94 millones de euros por dividendos.

En cuanto a las ventas por Internet, sobre las que la compañía no da ventas ni beneficios, en 2016 espera tener presencia online con todas las marcas en todos los países de Europa y Turquía, en algunos de los cuales solo operaban hasta ahora con la cadena Zara. Isla ha defendido que los dos negocios están tan integrados que es difícil sacar las cifras de Inetrnet del negocio general. Por ejemplo, ha recordado que un tercio de las recogidas de compras online se realizan en tiendas y dos tercios de las devoluciones de la tienda virtual, también son en la tienda física. "Está tan integrado en el negocio de tiendas físicas que es mejor incluir sus resultados [en la cuenta general]".

La cifra de inversiones ordinaria prevista para 2016 estará alrededor de 1.500 millones de euros.  "Inditex ve grandes oportunidades de crecimiento y prosigue con la expansión global de su modelo integrado de tiendas y venta online. En los próximos años se espera un crecimiento del nuevo espacio en ubicaciones claves del 6%-8%", ha avanzado al regulador bursátil la empresa.

Más información