España evita el furgón de cola de los países con más desequilibrios

Francia e Italia destacan entre los socios con desajustes “excesivos”

El ministro de Economía, Luis de Guindos conversa con la ministra sueca de Finanzas, Magdalena Andersson EFE

España necesita hacer más ajustes y una vuelta de tuerca a la reforma laboral para corregir sus desequilibrios: niveles de déficit público, deuda de todo tipo y desempleo que están entre los más elevados de la UE. La Comisión Europea usó ayer la cantinela habitual, pero constató que España no figura ya en el furgón de cola de la UE: no está entre los países con "desequilibrios excesivos", junto a Francia e Italia. España viaja ahora en un vagón algo más cómodo. Presenta "desequilibrios" de nuevo, y para ello debería acometer una nueva ronda de la medicina habitual —reformas y demás—, en particular para paliar sus extraordinarios problemas por el flanco del mercado laboral y por el del agujero fiscal.

"Esperamos un programa de reformas amplio", dijo este martes el vicepresidente de la Comisión Europea, el letón Valdis Dombrovskis. El informe pone el acento en el proceso de fijación de salarios: el Ejecutivo europeo considera que la reforma laboral ha sido incapaz de elevar el número de trabajadores cubiertos por convenios de empresa. Y pretende que el nuevo Gobierno dé una vuelta de tuerca al marco de la negociación colectiva, algo poco probable si el PSOE o Podemos están entre los partidos que forman el próximo Ejecutivo. El ministro en funciones, Luis de Guindos, se felicitó por la mejoría pero admitió que España "sigue siendo vulnerable" a futuros shocks externos.

La economía española crece a gran velocidad —por encima del 3% anual—, pero presenta aún graves disfunciones. El estudio destaca la abultada deuda externa, pública y privada, el alto desempleo y cierta mejora, aún insuficiente, en la balanza por cuenta corriente y en los indicadores de competitividad.

Diferencias en la deuda

Aplaude las reformas en el sistema financiero y el refuerzo de los marcos de insolvencia empresariales y personales. Guindos destacó que la deuda privada se ha recortado en más de 40 puntos de PIB en los últimos años, y subrayó que la deuda pública ha tocado ya techo y empieza a bajar. El informe difiere de los datos del Gobierno español en ese asunto en particular: apunta que la deuda pública sigue subiendo, a falta de las cifras definitivas de 2015.

Hay grandes economías en el pelotón de los torpes, pero España ha salido ya de ese grupo. Bruselas identifica "desequilibrios excesivos" en Francia e Italia, segunda y tercera economías de la eurozona, junto a Bulgaria, Croacia y Portugal: en general, todo el frente sur salvo España. La economía española figura entre un grupo de socios con "desequilibrios" —pero no "desequilibrios excesivos"—, en el que están también Alemania, Finlandia, Irlanda, Holanda, Suecia y Eslovenia.