Selecciona Edición
Iniciar sesión

La historia cervecera de las dos mujeres más poderosas de México

Las herederas de dos grandes familias toman las riendas de su legado y compiten con los hombres más adinerados del país

La empresaria María Asunción Arumburuzabala. Hola

Dos nombres de mujer aparecen entre los 10 mexicanos más ricos del país. Ambas suman un patrimonio de unos 11.600 millones de dólares, suficiente para comprar 50 aviones presidenciales como el último que encargó el Gobierno mexicano. En uno de los países con más desigualdad salarial de todos los de la OCDE, las herederas de dos grandes fortunas familiares toman las riendas de su legado y compiten con los hombres más ricos. Son Eva Gonda Rivera y María Asunción Aramburuzabala.

Una viuda y otra nieta de dos de las dinastías más influyentes del México de principios del siglo XX. Hoy son las cabezas de las familias Garza Lagüera y Aramburuzabala, cuyo secreto de riqueza proviene de explotar uno de los bienes más preciados de los mexicanos: su cerveza. El abuelo de los Garza fundó la Cervecería Cuauhtémoc en 1890 y Félix Aramburuzabala haría lo mismo con el Grupo Modelo en 1925, dueños de la famosa cerveza Corona.

Gonda es la cabeza de los accionistas del grupo Femsa, la mayor embotelladora de Coca-Cola de América Latina, que tiene el 20% de las acciones de Heineken, al vender su matriz cervecera Cuauhtémoc Moctezuma; y Aramburuzabala es presidenta y directora de Tresalia Capital y forma parte del consejo de administración del Grupo Modelo.

Esta es la historia de las dos mujeres más poderosas de México.

Eva Gonda Rivera

Con una fortuna de 6.600 millones de dólares, es la mujer más rica de México y la quinta más rica de todo el país en la lista de Forbes. A nivel mundial ocupa el puesto 179. Su fortuna es casi el 50% del total de las cinco mujeres más adineradas del país. Y su riqueza por sí sola constituye el 4% de la de los 35 enlistados. Desbancó a María Asunción Aramburuzabala como la mujer más acaudalada de México en 2014.

Cuando en 2008 murió su marido, Eugenio Garza Lagüera, a los 84 años, sus participaciones en Femsa pasaron a formar parte de ella y de sus cuatro hijas. Juntas controlan el 50% de las acciones B del grupo, que se negocian tanto en la Bolsa Mexicana de Valores como en el New York Stock Exchange.

Es cabeza del principal grupo de accionistas de Femsa, la mayor embotelladora de Coca-Cola en América Latina que sigue beneficiándose de la expansión de las operaciones refresqueras en el país y de la región y del crecimiento de las tiendas de conveniencia Oxxo, según apunta la revista Forbes.

Femsa vendió su división cervecera, convertida en Cuauhtémoc Moctezuma tras la fusión en 1985, a Heineken en 2010 por 7.347 millones de dólares a cambio de una participación del 20%, que mantiene.

Estudió en el Instituto Tecnológico de Monterrey, donde conoció a Eugenio Garza Lagüera, hijo de Eugenio Garza Sada, el fundador de dicha institución universitaria y heredero de la Cervecería Cuauhtémoc, quien en los años 50 estudiaba la carrera de Ingeniería Química Industrial. Se casaron en 1957.

María Asunción Aramburuzabala

María Asunción Aramburuzabala —Mariasun, para sus más cercanos—, de 52 años, es una hábil mujer de negocios y la más activa, que ha multiplicado la ya abultada fortuna que heredó de su padre en 1995. Con un patrimonio valorado en 5.000 millones de dólares, es la sexta persona más rica de México y ocupa el sitio 265 de la lista Forbes. Ha sido la primera mujer en ocupar una silla en el consejo de administración de la Bolsa Mexicana de Valores (entre 2003 y 2006) y ha invertido en los sectores bancarios, de telecomunicaciones, transporte e inmobiliario.

Su participación en el sector inmobiliario le trajo problemas el año pasado. Teresa Adriana Pérez Romo, la esposa del presentador más famoso del país, Joaquín López Dóriga, presionó a la constructora de Aramburuzabala a que pagara cinco millones de dólares por la construcción de un complejo situado en Polanco, uno de los barrios más exclusivos de la capital mexicana. Mariasun los demandó por extorsión y la Justicia acabó dándole la razón.

La empresaria es nieta de Félix Aramburuzabala, un vizcaíno que llegó a México en los años veinte y que construyó Grupo Modelo, uno de los imperios cerveceros más poderosos del mundo. La compañía Angeuser-Busch Inveb, de capital holandés y brasileño, adquirió el 50% de la empresa mexicana por 20.100 millones de dólares en junio de 2012, pero la heredera es accionista y se mantiene como vicepresidente del Consejo de Administración.

María estudió contabilidad en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y actualmente se mantiene como la líder en el ranking de las 100 Mujeres Más Poderosas de México de la revista Expansión. Estuvo casada dos veces. Primero con el empresario Paulo Patricio Zapata de 1982 a 1997. Y en 2005 con Tony Garza, exembajador de Estados Unidos en México, pero cinco años después se divorciaron.

Tras la muerte de su padre Pablo Aramburuzabala, tanto María como su hermana y su madre se unieron para formar la compañía Tresalia Capital, cuyo significado es “tres aliadas”, de donde nació el negocio inmobiliario, con Abilia; y el tecnológico, con KIO Networks.