Alemania investiga a 17 personas por manipulaciones en Volkswagen

La Fiscalía analiza si los trabajadores cometieron estafa y violación de la ley contra la competencia desleal

Un trabajador de Volkswagen llega a la planta de la compañía en Wolfsburg

La fiscalía de Braunschweig (norte de Alemania) investiga a 17 personas en relación con el escándalo de la manipulación de datos de emisiones en el consorcio automovilístico Volkswagen (VW). Así lo confirmó la propia fiscalía después de que los diarios del grupo Funke publicaran este martes que la investigación se había ampliado de los seis imputados iniciales a 17 personas.

Entre las personas investigadas no hay ninguna que pertenezca al consejo directo del consorcio, revelan fuentes de la fiscalía. La investigación se realiza por sospecha de estafa y de violación de la ley contra la competencia desleal. En los próximos días las personas investigadas serán llamadas a declarar.

Volkswagen ha reconocido que montó en 11 millones de vehículos un programa que identifica cuando el turismo es sometido a una prueba para que el motor emita menos gases contaminantes y cumpla con los límites establecidos por las autoridades medioambientales de Estados Unidos, donde se destapó el escándalo.

Por otra parte, los máximos directivos de Volkswagen, el comité de empresa de la compañía y las autoridades políticas regionales de Baja Sajonia, una administración pública que ostenta el 20% del capital de la compañía, han participado este martes en un acto conjunto en el que han expresado su compromiso con el futuro de la compañía.

El primer ministro de Baja Sajonia, Stephan Weil, admitió que aún espera malas noticias en relación al escándalo de las emisiones falsas de los automóviles alemanes."Afrontamos este año sabiendo que aún podemos toparnos con desagradables noticias del dieselgate", ha señalado Weil. El primer fabricante europeo de coches tendrá que afrontar las consecuencias por la manipulación de sus emisiones. "El daño no será pequeño, pero afortunadamente Volkswagen tiene un fondo económico fuerte". El representante del segundo mayor accionista de la compañía subrayó su apoyo a la firma. "Baja Sajonia ha tenido una conexión muy cercana con Volkswagen durante décadas. No solo apoya a la compañía y a sus trabajadores en los buenos tiempos, sino también en los malos", señaló. "No tenemos razones" para cambiar la posición, concluyó.

Más información