Selecciona Edición
Iniciar sesión

Álvarez: “UGT de Cataluña nunca planteó romper la Seguridad Social”

El sindicalista catalán, que opta a la secretaría general, cuestiona que Méndez abra ahora el debate

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Cilleros, Gustavo Santana y Josep Maria Álvarez.

Josep Maria Álvarez, candidato a suceder a Cándido Méndez al frente de UGT y líder del sindicato en Cataluña, ha afirmado que la organización que dirige “nunca ha planteado la segregación de la Seguridad Social ni la ruptura del marco de relaciones laborales [en España]. En ese sentido si soy secretario de la UGT voy a mantener esa posición que no es nueva y que he mantenido en todos y cada uno de los debates de la confederación”.

Álvarez responde así a Méndez, todavía líder de la organización, quien en una entrevista en EL PAÍS defiende que el derecho a decidir tiene consecuencias sobre el instituto previsor y las normas laborales. También ha aprovechado un debate en la Cadena SER en el que han participado los otros dos candidatos -Miguel Ángel Cilleros y Gustavo Santana- para preguntarse por qué Méndez hace estas declaraciones ahora, cuando la posición de UGT en Cataluña a favor del derecho a decidir no es nueva.

Sobre el derecho en sí ha dicho: “Hay mucha gente en Cataluña que defiende el derecho a decidir, entre ellos yo, de continuar en España”.

Para sustentar su posición, Álvarez ha afirmado que él asume todas las resoluciones del comité confederal de UGT. La confederación sindical defiende que España necesita una reforma de la Constitución en aspectos territoriales y de participación ciudadana. En el primer caso, pretende la implantación de un modelo federal. En el segundo, abrir cauces que permitan a los ciudadanos tomar parte en las decisiones políticas de una forma más sencilla que las actuales iniciativas legislativas populares, que precisan medio millón de firmas.

Los otros dos candidatos también se han posicionado respecto al derecho a decidir. Cilleros, líder del transporte y candidato apoyado por Méndez, ha recordado que hay consecuencias que “están más allá del derecho a decidir” y que “están planteando ponencias en el ámbito de Cataluña”, en referencia a las iniciativas puestas en marcha en el Parlament sobre la creación de una Seguridad Social propia.

Derogación de la reforma laboral

Santana, por su parte, ha pedido que el Congreso deje claro cual es su modelo territorial para afrontar las tensiones en este campo. “Creo que el sindicato tiene que decir que el modelo territorial es republicano, federal y, por qué no decirlo, asimétrico si queremos acabar con esas tensiones. El derecho a decidir se me antoja una quimera jurídico política”.

Al abordar otro punto, el de la situación política, Cilleros ha mantenido una posición similar a la que defiende Cándido Méndez . “Hay 15 millones de votos que piden cambio. Estamos conformes y absolutamente contentos con el acuerdo (de Ciudadanos y PSOE), no solo laboral, sino de carácter social, pues no”, ha afirmado.

Álvarez, en cambio, ha sido más crítico. “Tengo la sensación de que es muy difícil encontrar un punto de equilibrio para las negociaciones de futuro si no hay derogación de la reforma laboral”, ha planteado, en referencia a que el pacto propone un nuevo Estatuto de los Trabajadores. “Si tenemos que partir de las leyes actuales para iniciar unas negociaciones con la patronal y llegar a un acuerdo que cambiara las relaciones laborales […] creo que es imprescindible la derogación de la reforma laboral. El acuerdo deja cuestiones muy importantes colgadas. Los ERE los decide directamente la empresa y no hay autorización administrativa”.

Más información