Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La brecha salarial de género en España, la sexta más alta de la Unión Europea

La retribución media de las mujeres españolas fue un 18,8% inferior a la de los hombres en 2014

 Atlas

Lo que ganan por hora trabajada las mujeres españolas fue en 2014, de media, un 18,8% inferior a la retribución bruta de los hombres. Los datos, publicados este lunes por la agencia estadística de Bruselas, Eurostat, con motivo del Día de la Mujer (que se celebra este martes, 8 de marzo), permiten la comparación con el resto de países de la Unión Europea. Y España no sale bien parada: es el sexto país con mayor brecha salarial de género entre los 28 Estados miembros de la Unión, por encima de la media de la zona euro (16,5% de desfase salarial) y de la UE (16,1%).

La crisis ha contribuido a empeorar la situación relativa de España en la Unión Europea. En 2007, la brecha salarial era del 18,1%, la decimosegunda más alta entre los Veintiocho. El primer impacto de la Gran Recesión se concentró en la construcción, que en los años del boom inmobiliario había disfrutado de salarios más altos, casi siempre cobrados por hombres. Como consecuencia, la diferencia salarial se limitó al 16% en 2010 e igualó el promedio europeo, algo inédito hasta ese año. Pero la segunda fase de la crisis, más generalizada, volvió a extremar las diferencias.

Eurostat precisó que “en la brecha salarial de genero inciden otros factores, legales, sociales y económicos, que van más allá de la cuestión de igual remuneración por igual trabajo”. Los países que tienen una diferencia salarial más acusada —por encima de España están Estonia (28%), Austria (23%), República Checa (22%), Alemania (21,5%) y Eslovaquia (21%)— tienen en general un mayor peso de la industria, un sector en el que la remuneración es más alta y la presencia de hombres en las plantillas sensiblemente mayor.

Eslovenia, el país con menor diferencia

Los países europeos con una menor brecha salarial de género son Eslovenia (apenas el 3% de diferencia en la retribución bruta por hora trabajada), Malta (4,5%) e Italia (6,5%). La estadística recopilada por Eurostat hace referencia a la actividad privada no agrícola (industria, construcción y servicios).

Otro factor con incidencia en la discriminación salarial es que la contratación a tiempo parcial (la hora suele estar peor retribuida que en los contratos a jornada completa) es mucho más habitual entre las mujeres que entre los hombres. Y, sobre todo, entre las madres con empleo que entre los padres ocupados. En España, el 30% de las madres con empleo trabajan por horas, frente al 6% de los padres.