Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El contrato a tiempo parcial en España (y la UE) es para las madres

El 30% de las mujeres con hijos y empleo tiene trabajo por horas frente al 6% de padres. Hay menos diferencia que en Europa

La contratación a tiempo parcial es mayor entre las mujeres. Getty Images

Si una es madre, es mucho más probable que trabaje por horas. Según los datos publicados por Eurostat este lunes, con motivo del Día Internacional de la Mujer (que se celebra este 8 de marzo), en España, el 30% de las mujeres con hijos tiene un contrato a tiempo parcial, mientras que en el caso de los padres esa proporción ronda el 6%. Son datos de 2014 referidos a la población ocupada entre 25 y 49 años, una franja donde se concentra la crianza de hijos a edades tempranas. Y es también un claro indicador de que la conciliación de la vida laboral y familiar recae en mucha mayor medida en las mujeres.

El desigual reparto de las cargas familiares, con ser un factor determinante, no es el único que entra en juego al explicar la distribución de los contratos a tiempo parcial, que también son eminentemente femeninos cuando no hay hijos: el 21,5% de las mujeres que trabajan lo hacen por horas frente al 9,5% de los hombres ocupados. El mayor peso del trabajo masculino en la construcción y la industria, donde es más habitual la jornada a tiempo completo es una de las claves. Y tiene consecuencias: tanto la remuneración por hora trabajada como la generación de derechos sociales (prestaciones, pensiones) es menor para los contratos a tiempo parcial.

Si tener hijos eleva la probabilidad de tener un trabajo por horas para las mujeres (del 21,5% al 30% de las ocupadas), lo reduce en el caso de los hombres con empleo (del 9,5% a cerca del 6%). En parte, tiene que ver con la edad -los jóvenes se ven forzados a aceptar contratos a tiempo parcial, y es más probable que logren una jornada a tiempo completo con la experiencia, cuando muchos son ya padres-. Pero en el caso de las mujeres ese factor pierde claramente peso en favor de la conciliación con la vida familiar, cosa que no ocurre con los hombres.

La contratación a tiempo parcial ha aumentado con la crisis: si en 2007 el 11% de los ocupados trabaja por horas (el 3% de los hombres y el 21% de mujeres), en 2014 esa proporción superó el 16% (el 7% de los ocupados y el 26% de las empleadas). Es un patrón que se repite en los países más golpeados por la recesión (Grecia, Irlanda, Portugal, Italia...).

Número de hijos y ayudas sociales

Lo que es distinto es cómo determina el número de hijos la probabilidad de que una madre con trabajo tenga un contrato a tiempo parcial. Porque si en España ese factor no tiene influencia (el 30% de las madres con un hijo; el 31% de las madres con tres o más hijos), en varios países europeos es un condicionante evidente, lo que tiene que ver con el diseño de las ayudas sociales (más generosas según el número de hijos) para incentivar la natalidad. Esas ayudas facilitan que uno de los padres limite su jornada laboral para dedicar tiempo al cuidado de los hijos. Pero, de nuevo, son las mujeres las que toman esa decisión de forma mayoritaria.

Así, en Holanda el 79% de las madres con un hijo (el 87% de las que tienen tres) tiene trabajo a tiempo parcial, frente al 14% de los hombres (el 12,3% cuando son tres o más hijos). En Alemania, la proporción es el 59% de las madres con empleo frente al 5% de los padres (con un hijo) y la diferencia se estira  (78% frente al 7%)  cuando se tienen tres o más hijos. Austria y Reino Unido exhiben cifras similares, mientras que la brecha es aún más significativa en Luxemburgo: el 52% de las madres con tres hijos con empleo trabaja por horas, mientras que en el caso de los padres el porcentaje es irrelevante (cercano al 0%).

En suma, la diferencia en la contratación a tiempo parcial de madres (30%) y padres (6%) con empleo en España es menor que en el conjunto de la Unión Europea (40% y 5%).

Más información