Selecciona Edición
Iniciar sesión

BMW cumple 100 años y presenta un prototipo de coche del futuro

El grupo automovilístico alemán anticipa durante su fiesta su visión de los que será la movilidad autónoma del futuro

Logo de BMW en un coche de época. Matthias Schrader (AP) | EL PAÍS VÍDEO

La orden que recibieron los directores de las 30 fábricas que tiene BMW en el mundo era categórica. A las 14 horas de este lunes, las fábricas, desde Shenyang en China hasta Spartenburg en Estados Unidos, paralizaron sus líneas de producción, para que los obreros y técnicos pudieran contemplar a través de monitores gigantes la gran fiesta de cumpleaños que celebra este lunes la firma bávara y que se realizó en la arena Olympiahalle de Múnich.

Los dos grandes accionistas de BMW, Susanne Klatten y su hermano Stefan Quandt, la plana mayor de la firma y 2.000 empleados fueron invitados a la gran fiesta para celebrar los primeros 100 años de vida de una empresa que es el orgullo de Baviera. La canciller Angela Merkel se vio obligada a cancelar su participación a causa de la cumbre extraordinaria de Bruselas y se hizo representar por su ministro de Transportes, Alexander Dolbrindt.

Hace 100 años, un grupo de empresarios con visión fundó la Bayerische Motorenwerk (Fabrica de aviones de Baviera). En 1922 es refundada con el nombre de Bayerische Motoren Werke (Fábrica Bávara de Motores), y adopta el logo azul y blanco con forma de hélice, un emblema que combina los colores del Estado alemán de Baviera del cual es originaria y los del cielo, por sus primeros pasos en el sector de la aviación.

Gracias a la Primera Guerra Mundial, la fábrica creció y, aunque el Tratado de Versalles, prohibió la producción de motores de avión, la empresa, BMW se recicló y comenzó a fabricar motocicletas. La llegada de Hitler al poder permitió al grupo volver a construir motores de aviones y en plena guerra, más de la mitad de los obreros eran trabajadores esclavos.

100 años después, BMW da empleo directo a 116.000 personas en todo el mundo y cerró 2014 con un volumen de negocios de 80.000 millones de euros. Más importante aún, la empresa bávara lidera desde hace 11 años el segmento de alta gama de automóviles, que antes había ocupado Daimler Benz con sus famosos coches Mercedes Benz.

Pero el camino hacia la cúspide no fue fácil. En 1959, la empresa se encontraba al borde de la quiebra y en peligro de ser absorbida por Daimler Benz. La fusión fue evitada casi en el último minuto, gracias a la decisión de Herbert Quandt, un multimillonario, que arriesgó su fortuna para mantener la independencia de BMW. Quandt, que era dueño de un importante paquete de acciones de la empresa automotriz bávara, en lugar de seguir el consejo de sus asesores que le recomendaron vender sus acciones, decidió inyectar gran parte de su fortuna en la firma. Esta decisión marcó el comienzo del espectacular ascenso de BMW.

Cuando Herbert Quandt murió, en 1972, su viuda Johanna y sus hijos Stefan y Susanne heredaron un imperio que causa envidia en el país. La viuda recibió el 16,7% de las acciones de BMW, Stefan el 17,4% y Susanne el 12,6%, aparte de otras participaciones en varias empresas. La muerte de la matriarca convirtió a sus hijos en los principales accionistas de la firma bávara y Susanne, que usa el apellido de su esposo Jan Klatten, ostenta ahora el título de mujer más rica del país.

Los hermanos detienen actualmente casi el 47% de las acciones de BMW y aunque no poseen la mayoría absoluta de los derechos de voto, en la práctica ninguna decisión estratégica es adoptada sin su consentimiento, incluidos los nombramientos en la Junta Ejecutiva del grupo.

El prototipo de la Vision next 100 de BMW.

Para celebrar la gran fiesta de aniversario, BMW se regaló una primicia. En lugar de escarbar en su larga y, a veces, conflictiva historia, presentó bajo el lema Vision next 100 Years un nuevo coche con el que pretende revolucionar el sector del automóvil. Se trata de un prototipo de automóvil de lujo, que mide casi cinco metros de largo y que utiliza el sistema BMW i8. Carece de volante y consola central, mientras que su interior se asemeja a una confortable sala de estar, con asientos que pueden girar para mirarse entre sí los pasajeros.

El segmento de los coches autónomos y sin conductor será protagonista durante los próximos 100 años del grupo, explicó el consejero delegado del grupo, Harald Krüger, en un mensaje dado a conocer en vísperas de la gran fiesta. "La búsqueda constante de una mejor solución está en nuestros genes. Este espíritu se refleja en el camino de nuestra cooperación y se ejecuta a través de nuestra cultura corporativa y de gestión", dijo.