Selecciona Edición
Iniciar sesión

Indra cierra un acuerdo con Defensa por 42 millones de euros

La compañía se encargará del sostenimiento de terminales de comunicación por satélite

Sede de Indra en Alcobendas (Madrid).

Indra ha cerrado este lunes un acuerdo marco con el Ministerio de Defensa para el sostenimiento de terminales de comunicación por satélite por un importe de 42 millones de euros, según ha informado la compañía. En concreto, el acuerdo establece los términos en los que los distintos usuarios del sistema español de comunicaciones militares por satélite (SECOMSAT) podrán solicitar dichos servicios de mantenimiento en los próximos tres años, prorrogable por otros tres.

El acuerdo marco se divide en tres lotes, que corresponden a los diferentes tipos de sistemas que integran la red de comunicaciones. Indra ha sido escogida como adjudicataria única en dos de ellos y en el tercero ha sido seleccionada en UTE con Telefónica. Los sistemas de la red de comunicaciones militares por satélite son utilizados por organismos del Ministerio de Defensa, los tres Ejércitos y la Unidad Militar de Emergencias.

Las actividades de sostenimiento que prestará Indra incluirán tareas de soporte de todo tipo, desde mantenimiento preventivo y reparación de equipos hasta la prestación de labores de ingeniería para garantizar la evolución de los terminales y para que incorporen los avances tecnológicos que vayan surgiendo.

La compañía también se encargará de adaptar los sistemas a las condiciones ambientales concretas de las misiones que deban realizar estos cuerpos y a los requisitos operativos que se exijan, lo que supondrá la introducción de nuevas funciones y la mejora de las existentes. El objetivo principal de esta labor es lograr la mayor disponibilidad posible de los sistemas, asegurando su operatividad.

Indra ha sido el contratista principal del programa español SECOMSAT desde el año 1994 y ha sido la empresa responsable del despliegue de esta avanzada red de comunicaciones. También ha jugado un importante papel en el despliegue de la red de comunicaciones militares por satélite SISCOMIS de Brasil y ha suministrando un buen número de terminales de distinto tipo a este país.