GUSTAVO SANTANA

“Una parte importante de los líderes de mi organización teme las primarias”

El secretario general de UGT en Canarias aspira a suceder a Cándido Méndez

Gustavo Santana, secretario general de UGT Canarias, y candidato a la Secretaría General de UGT

Gustavo Santana (San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, 1976) dirige UGT en Canarias. Este trabajador social es el más joven de los tres candidatos.

Pregunta. ¿Logrará el 25% de los avales necesarios para su candidatura?

Respuesta. Estoy seguro de que los conseguiré.

P. ¿Llegará a algún pacto con otra candidatura?

R. Si es sobre la organización, a los que sean necesarios. Si solicitan mi integración en una candidatura, ya les he dicho que no.

P. ¿Se siente más cerca de Cilleros o de Álvarez?

R. Hay cosas de ambos que me suenan bien, pero yo soy más sensible con la mía. No les he oído qué opinan sobre si están de acuerdo con las primarias o no.

P. ¿Primarias para qué?

R. Para elegir al secretario general de la confederación, de las federaciones y de los territorios. No tiene el consenso dentro de la organización, pero lo voy a pelear hasta el filial. Los cuadros de mi generación coinciden con esta propuesta. Pero hay una parte de los cuadros intermedios que no terminan de verlo.

P. ¿Por qué?

R. No lo entiendo. La explicación que dan es muy peregrina. Entiendo que una parte importante de los líderes sindicales de nuestra organización le tiene temor a unas primarias porque no les gustaría la respuesta que tendría de los afiliados.

P. Cándido Méndez pedía autoexigencia para evitar escándalos. ¿Cree que hasta ahora ha faltado?

R. Creo que el sindicato no tenía plena capacidad de actuar ni de vigilar ni los elementos de transparencia suficientes para poder atajar los usos deshonestos de los recursos públicos y sindicales. Eso lo tenemos que cambiar.

P. ¿Usted qué propone?

R. Tenemos que armonizar las medidas disciplinarias para que las ejecutivas puedan acortar los tiempos de respuesta para suspender de militancia a quien haya actuado supuestamente de forma ilícita de 15 días a 48 horas.

P. ¿Con esto basta?

R. Hay que acompañarlo con elementos de mayor transparencia. No es un mal ejercicio que se publiquen los salarios o que el que quiera pueda publicar sus bienes.

P. ¿Han fallado los sindicatos en la crisis?

R. Los sindicatos han respondido en la crisis con las herramientas que tenían. Ahora toca transformarse al ritmo que lo ha hecho la sociedad y el capitalismo.

P. Uno de los candidatos recibe críticas en la organización por el apoyo del derecho a decidir. ¿Las comparte?

R. No es la inquietud que encontramos en las bases del sindicato. Ahora, si me preguntan a mí sobre qué opino sobre el derecho a decidir, tal y como está sucediéndose el clima sociopolítico en nuestro país, entiendo que es una quimera jurídico política. El único encaje que puede tener que se pueda dar una votación en referéndum en la sociedad catalana tiene que ser a posteriori de haber reformado nuestra Constitución, que se hayan resuelto esas tensiones territoriales y otras muchísimas cuestiones.

Más información