La firma estadounidense Sports Authority suspende pagos

La cadena comercial estadounidense, que llegó a ser la más grande en el negocio de los artículos deportivos, se declara en bancarrota

Establecimiento de Sports Authority en Danvers (Massachusetts).

Circuit City, Borders, Blockbuster, RadioShack, American Apparel y ahora Sports Authority. La lista de compañías en el negocio tradicional del comercio que se declaran en suspensión de pagos no para de crecer en Estados Unidos. La cadena de artículos deportivos acude al auxilio de los tribunales para poder reestructurar la deuda esperando salvar el negocio. Eso le llevará a cerrar una tercera parte de los locales que opera.

La bancarrota de Sports Authority empezó a hacerse inevitable el pasado mes de enero, tras faltar a un pago de 20 millones de dólares a los acreedores. Michael Foss, su consejero delegado, cree que este paso es necesario para poder seguir funcionando. La cadena acumula un pasivo superior a 1.000 millones y solo cuenta con activos para atender a sus obligaciones de pagos por valor de 50.000 dólares.

Sports Authority llegó a ser la mayor cadena de Estados Unidos en el negocio de la indumentaria y artículos deportivos. Era la parada obligada para comprar un bate de béisbol, un balón de baloncesto o las protecciones para jugar al fútbol americano. Pero en la era digital se convirtió más bien en un gigantesco probador, antes de adquirir el producto más barato en los portales en Internet.

La cadena se vio superada por la rival Dick Sporting Goods y las tiendas propias de marcas como Nike, que ofrecen una experiencia mejor al cliente que las visita. La dirección, de acuerdo con la información entregada ante el tribunal que supervisará la reestructuración de la deuda, procederá a cerrar 140 locales a lo largo de los próximos tres meses y dos centros de distribución.

La cadena opera en la actualidad 463 tiendas por todo el país. El cierre de locales empieza a ser una tendencia en el sector del comercio en EE UU, en el proceso de adaptarse a la competencia de nuevos rivales como Amazon. Las cadenas Sears, Macy's y Walmart están reconfigurando su red establecimientos para concentrarse en los locales que les pueden servir para atender la demanda online.