Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Santander EEUU provisiona 1.645 millones por la fuerte caída en Bolsa

Las pérdidas de la filial no afectarán a los resultados del grupo Santander

El Santander Consumer USA ha pedido una prórroga de 15 días al supervisor bursátil de Estados Unidos, la Securities and Exchange Commission (SEC), para presentar los resultados de 2015. La empresa, que ha caído un 62% en Bolsa, provisionará 1.800 millones de dólares, (1.645 millones de euros), para cumplir con la contabilidad de aquel país y dejará en pérdidas a Santander Holdings. Sin embargo, estas cuentas no afectan ni al capital ni al beneficio del grupo Santander.

El Santander sigue con dificultades en Estados Unidos. Tras suspender las pruebas de estrés, ha cambiado a la cúpula directiva y ha creado un nuevo holding que controla todos los negocios, como le han exigido las autoridades.

La entidad anunció que pedirán una prórroga de 15 días para la presentación definitiva de resultados de Santander Consumer USA (Scusa), de la que controla el 69% del capital. Esta empresa es la más importante de las que tienen en aquel país, y depende de la matriz Santander Holdings USA.

Santander Consumer dice, en una nota hecha pública, que está ultimando los estados financieros, tras los comentarios recibidos de los responsables de la SEC. Esta normativa, conocida como US Gaap, le obligarán a ajustar el fondo de comercio con la disminución del valor en Bolsa. Así, el fondo de comercio pasará de 5.500 millones de dólares de valor inicial a 700 millones. De este deterioro, al Santander le corresponde anotarse la parte que controla, el 69%, es decir, 2.800 millones brutos, que se queda en 1.800 millones de dólares (1.645 millones de euros) netos. Esta provisión se carga contra el beneficio de la compañía, que se queda en pérdidas, aunque no influyen en las cuentas del grupo Santander.

Fuera de Estados Unidos, en ningún país se siguen estas normas contables, sino otras denominadas IFRS, que se basan en el valor que tiene la compañía en proporción a la capacidad de generación de resultados. Por eso, las pérdidas no afectarán a los beneficios del grupo Santander. El banco presidido por Ana Botín ganó 6.566 millones en 2015, un 12,9% más. Tampoco deberá modificar los resultados de la división de Estados Unidos, donde ganó 678 millones de euros, un 21% menos que en 2014.Incluso no deberá modificar los ratios de capital. Por eso, el Santander no ha emitido ningún hecho relevante ante la CNMV para explicar estas circunstancias en Estados Unidos.

El problema, la Bolsa

Sin embargo, lo cierto es que el mercado está castigando con gran dureza a las acciones de Santander Consumer USA, con esa caída de un 62% desde su cota de máximos. El banco anunció que dejaba el negocio de los créditos al consumo por la morosidad que le generaba, aunque en algunos inversores entendieron que esto le recortará el beneficio futuro. Santander Consumer se centrará en la financiación de coches.

En enero de 2014, el Santander colocó en Bolsa el 21,6% de esta filial de consumo a 24 dólares. Ayer cotizaba a 10,14, con un descenso del 1% en el día. En el verano pasado, se marchó el consejero delegado, Thomas Dundon, y fue sustituido por el que era director financiero, Jason Kulas. Dundon era uno de los fundadores de la empresa en 1995.

Más información