Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Seat iniciará la revisión del ‘dieselgate’ por el Exeo

La compañía empezará este mes las revisiones y se compromete a que no se pierdan prestaciones

El Seat Exeo, un modelo retirado del mercado hace dos años, será el primero de la marca española que pasará por los talleres para resolver la manipulación informática que permitía falsear los datos de contaminación a más de once millones de vehículos de Grupo Volkswagen. Empezarán a enviarse las cartas de convocatoria a los propietarios este mes de marzo, para cuando está previsto que pasen la adaptación necesaria en el motor este mismo mes. El presidente de Seat, Luca de Meo, ha asegurado que los vehículos no se verán afectados en las prestaciones de los grupos.

El motivo de que los Exeo sean los primeros en ser llamados a revisión es que es el vehículo que monta mayor número de motores TDI 2.0, los primeros que Seat arreglará. Se calcula que unos 5.000 vehículos Exeo, de los 200.000 de Seat que tendrán que ser reparados, pasarán por los talleres. Después de los motores más potentes, la compañía española hará la llamada de las motorizaciones TDI 1.2 y TDI 1.6. Esta última es la más popular en la marca entre los motores que consumen gasoil.

Mikel Palomera, director general de Seat en España, ha afirmado que la reparación es “voluntaria”, pero ha animado a todos los propietarios de vehículos afectados a pasar por el taller, pese a las reservas que las reparaciones generan entre las asociaciones de consumidores, que reclaman cautela a los propietarios de vehículos afectados.

El anuncio de Seat se ha producido el mismo día que su nuevo modelo, el todocamino urbano Ateca, se presenta en sociedad en el marco del Salón de Ginebra. El primer SUV de la marca está llamado a ser el tercer pilar en el que la compañía quiere basar su llegada a los beneficios. De Meo ha anunciado que el precio del vehículo será de unos 20.000 euros, un precio que en España podría quedarse por debajo de los 18.000 euros con las ayudas a la adquisición de un vehículo. Es decir, que Seat quiere impulsar la venta de su nuevo modelo con precios competitivos que lo hagan atractivo en comparación con el líder de ventas en el segmento: el Nissan Qashqai, su competidor natural.

“Ateca es un modelo líder y queremos luchar con los líderes”, ha afirmado De Meo, quien se ha negado a hablar de previsiones de ventas, una vez se inicien a partir del mes de junio. El SUV es la gran esperanza de Seat para cubrir un espacio que hasta ahora todavía tenía huérfano. El presidente de la compañía ha insinuado que previsiblemente el próximo año se lanzará un segundo miembro de la familia de los todocaminos, más pequeño. Este, según diferentes fuentes, podría basarse en el nuevo Ibiza que Seat lanzará en 2017, cuando la compañía prevé lanzar otros tres modelos nuevos. Primero un rediseño del Seat León, después el nuevo Ibiza y por último el segundo SUV de la marca.