Selecciona Edición
Iniciar sesión

Indra pierde 641 millones tras realizar provisiones

La tecnológica factura 2.651 millones de euros, un 3% menos que el año anterior

La compañía tecnológica Indra perdió 641,2 millones de euros en 2015, frente a los números rojos de 91,9 millones de euros de 2014. Las pérdidas se deben, según el balance que la empresa remitió a la CNMV, a los costes extraordinarios, que la compañía cifra en 718 millones, según la propia empresa. Una gran parte de este desembolso se dio en Brasil.

La mayoría de estos costes extraordinarios proceden de provisiones y sobrecostes de proyectos, donde incurrió en un desembolso de 371 millones. También se anotó un deterioro del fondo de comercio en 104 millones y 160 por la provisión del plan de ajuste de la plantilla, que Indra puso en marcha el año pasado.

Si se tiene en cuenta la facturación de la tecnológica, el retroceso fue de apenas un 3%, de 2.938 a 2.850 millones. Peor fue en la cartera de pedido y en la contratación, donde las caídas fueron rondaron el 10%, 8% en el primer caso (hasta los 3.193 millones) y 12% en el segundo (2.651 millones).

Más allá de los costes extraordinarios en los que incurrió Indra en 2015, también en el resultado recurrente perdió terreno, al pasar de 204 millones a 45 millones de euros. Por lo que toca a la deuda, esta creció en los últimos 12 meses de 663 a 700 millones, un 6% más.