Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los fiscos de España y EE UU inspeccionan los impuestos de Grifols

La firma farmacéutica, que se trasladó a Irlanda para pagar menos impuestos, acumula contenciosos tributarios

La multinacional farmacéutica Grifols ganó el año pasado 532 millones, un 13,2% más que el ejercicio anterior. La buena marcha del negocio contrasta con los problemas fiscales que acumula la compañía de hemoderivados, que recientemente ha trasladado su centro de operaciones y financiero a Irlanda, un país con una fiscalidad más baja. Las cuentas del grupo muestran que el fisco investiga a sus filiales estadounidenses, españolas, italianas y alemanas.

La compañía detalla en sus cuentas anuales depositadas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las principales inspecciones fiscales que tiene abiertas. Entre ellas destaca la que la filial estadounidense Grifols Shared Services North America tiene abiertos por el impuesto federal sobre la renta de los ejercicios finalizados en 1 de junio de 2011, el 31 de diciembre de 2010 y el 31 de diciembre de 2011. La Agencia Tributaria estadounidense (IRS) también notificó una inspección por el “State Income Tax”, el impuesto sobre la renta estatal para los estados de Carolina del Norte y Nueva York (ejercicios fiscales de 2012 a 2014), Illinois (ejercicio fiscal 2011) y Michigan (ejercicios fiscales 2011 y 2013). La autoridad fiscal también investiga a la compañía por las retenciones practicas a los empleados del estado de Carolina del Norte para los ejercicios 2012 y 2014.

Se traslada a Irlanda

Se da la circunstancia que el pasado octubre, la compañía informó de que trasladaba su centro mundial de las operaciones de biociencia, que representa tres cuartas partes del volumen de negocio del grupo. La firma de hemoderivados justificó el movimiento por el plan de expansión de la compañía. Irlanda es conocida por tener una tributación favorable para las grandes corporaciones. Grandes multinacionales tienen allí su sede por motivos fiscales.

Mientras tanto, la Agencia Tributaria española investiga el impuesto de sociedades, las retenciones del IRPF y el IVA de los años entre 2010 y 2012 a Grifols, SA; Instituto Grifols, SA; Movaco, SA y Biomat. Todas estas inspecciones se iniciaron en julio de 2014, según admite el grupo en sus cuentas anuales. En octubre de 2015, la investigación de Hacienda se amplió a Biomat, SA.

Las sospechas fiscales no se limitan a estas empresas. Grifols Deutschland GmbH, ha recibido una notificación de las autoridades fiscales de Alemania por las retenciones a sus empleados entre 2011 y 2014.

Grifols Italia, Spa, también recibió a principios de 2015 una notificación por parte del fisco italiano por una investigación del impuesto de sociedades, retenciones e IVA del año 2012.